UN DÍA COMO HOY… 26 DE ABRIL

1899

Nace Consejo Valiente Roberts «Acerina» en Santiago de Cuba. Percusionista, compositor y director. Un rey de reyes del danzón que estableció sus bases en México, tierra donde gozó de gran aceptación. Desde temprana edad incursionó en el arte musical, comenzando su carrera en 1913 cuando se traslada a México para siempre, y por sus propios medios con apenas 14 años de edad. Empezó a exponer en público sus dotes en carpas, clubes sociales y en la radio; logra sus primeros contratos con la Orquesta de Tiburcio Hernández “Babuco”, la Orquesta de Juan de Dios Concha y la de Amador Pérez Torres “Dimas”.

Hacia 1938 conformó su propia agrupación que a través de la historia se ha conocido como Acerina y su Danzonera, llevando el ritmo del danzón a los más prestigiosos salones de baile en México, fenómeno que hizo eco a través de las generaciones, expandiéndose como espuma a importantes festivales musicales, programas de radio, televisión y filmes cinematográficos. De su ingenio se rescatan obras como “Club Anáhuac”, «El arete de Mariles», «La bruja», «Rigoletito», «Marimar», «Los timbales de Acerina», «Salón México», entre otras. La vida de este gran difusor del danzón duró 88 años.

Consejo Valiente Roberts «Acerina»

1905

Nace Enrique Pardo Fuentes en Caibarién, Villa Clara, Cuba. Clarinetista, compositor y pedagogo. Recordado como uno de los más connotados clarinetistas de la isla que estudió teoría y solfeo con su padre, se formó en clarinete en la Academia de la Banda Municipal de su tierra. Integró la Orquesta Filarmónica de La Habana por un periodo de 32 años, así como la Orquesta de Cámara de Alberto Falcón, la Banda de Música de la Policía, la Orquesta de las cadenas radiales RHC-Cadena Azul y la CMZ. Dirigió las sinfónicas de Oriente, Camagüey, Matanzas y Las Villas, Impartió enseñanza en los conservatorios Amadeo Roldán, Alejandro García Caturla y la Escuela Nacional del Arte (ENA). Falleció en el año 1996 a la edad de 91 años.

Fuente: http://www.cubanosfamosos.com/es/categoria/clarinetista

1909

Nace José Marcelino Marquetti Díaz «Cheo Marquetti» en Alquízar, provincia de Artemisa, Cuba. Cantante. Gran figura de la música cubana quien dejó el son más vivo que nunca, es inmensa la deuda que tiene la música con él tras el poco o nulo reconocimiento que se le dio a este hombre, tanto en vida como después de su partida. Conocido como «El rey del ritmo» fue uno de los grandes cantantes que Cuba nos supo brindar, fue recordado por actuar junto al «Bigote que canta» Bienvenido Granda en el Septeto Nacional. Fundador de agrupaciones como el Sexteto Hatuey y el Camagueyano, no conforme con esto también hizo parte fundamental de instituciones como los Jóvenes del Cayo, la orquesta de Enrique Suárez, la Sensación de Abelardo Barroso, Los Astros de René Álvarez y la orquesta de Cheo Belén Puig.

Se sumergió al mundo del cine mexicano donde se le pudo ver en filmes junto a Germán Valdés «Tin Tan», además recorrió el mundo como un gran embajador del Son Montuno, la guaracha y la guajira, ritmos en los que demostraba su torrencial habilidad grabando para el sello Panart y escribiendo piezas como «Oriente», «Baila ahora», «El viejo Trovador», «Al romper la aurora» y «Que no muera el son» con Walfrido Guevara.

Cheo Marquetti

1914

Nace Marcelino Guerra Abreu «Rapindey» en Cienfuegos, Cuba. Vocalista, guitarrista y compositor. Uno de los más connotados en la historia de la música cubana. Su formación fue autodidacta consiguiendo lugar en diversas agrupaciones que seguían el modelo del Septeto Habanero, entre ellas el Septeto Cauto de Manuel Mozo Borgellá. Tuvo su oportunidad en el mismo Habanero, y hacia 1931 se traslada a La Habana donde integró el Septeto Nacional de Ignacio Piñeiro secundando las vocales de Joseíto Núñez y Bienvenido Granda. Con Joseíto e Isolina Carrillo conformaron el Trío Nuevo, que posteriormente se convirtió en el Conjunto Vocal Siboney; se presentó con el Trío Occidente en el Teatro Prado junto a Miguelito Valdés y Julio Blanco Leonard en 1936. En los años cuarenta fue su periodo de mayor actividad integrando los septetos Sans Soucí, Orbe y Los Leones de Alfredo León, integró el Conjunto de Arsenio Rodríguez y en Nueva York hizo parte de la nómina de los Afrocubans de Machito en esa legión de figuras que instauraron el jazz afrocubano.

Fue requerido en muchas oportunidades como arreglista o segunda voz por renombradas agrupaciones como la Orquesta Sensación de Barroso, el Conjunto Siboney, el Conjunto Bolero, el Conjunto Los Dandys, la Orquesta Casino de La Playa, el Sexteto Caravan, además de las agrupaciones de maestros como Luis “Lija” Ortíz, Mariano Mercerón, Mongo Santamaría y Tito Rodríguez. Formó la suya propia mediando los años cuarenta, con la cuál permaneció diez (10) años antes de ingresar en la Marina Mercante. Su obra autoral fue muy prolífica, haciendo en algunas recordadas piezas duplas autorales junto a Francisco Carbó en “A mi manera”, junto a Bienvenido Julián Gutiérrez en “Convergencia” y junto a Julio Blanco Leonard en “Buscando la Melodía” y “Volví a querer”. Además de estas, resaltamos otras de su inventiva como “La clave misteriosa”, “Un juramento en las tinieblas”, “Sombra terrible”, “Amor gigante”, “Maleficio”, “Canto para ti”, “Celosa”, “Aprieta el paso”, “Un meneíto na’ ma”, “Así no se quiere a nadie”, “Busca lo tuyo”, “Yo soy la rumba”, “Me voy pa ‘l pueblo” y “Pare Cochero” como obra cumbre. La vida del brillante “Rapindey” se apagaba para siempre a sus 82 años en Alicante, España, tierra donde habría pernoctado los últimos veinte años de su vida.

Marcelino Guerra Abreu «Rapindey«

1932

Nace Rolando Baró Rivero en La Habana, Cuba. Pianista y orquestador. Desde muy joven estudió música en el Conservatorio Municipal, obteniendo buenos resultados. Entre 1939 y 1950 hizo sus estudios de música en el Conservatorio Municipal formado en piano por Violeta Gómez; en solfeo por Aida Teseiro; en teoría de la música por Georgina Ramos; en pedagogía musical por Argeliers León; en historia de la música por Edgardo Martín; en educación de la vista y el oído por Mario O’Hallorans, y en armonía por el profesor Harold Gramatges. En 1952 complementó estudios de armonía y contrapunto con el profesor Enrique Bellver. A partir de 1948 trabajó como pianista de distintos conjuntos como el Kubakán, el  de Nené Enrizo, el Nueva América, Los Astros de René Álvarez, el Casablanca, y el Conjunto de Vicentico Valdés. Trabajó en orquestas como las de José Antonio Díaz, la Típica de Pedrito Calvo, la Orquesta Metropolitana, la Orquesta de Julio Cueva y la Orquesta Hermanos Martínez.

Entre 1953 y 1956 trabajó como pianista y orquestador del Conjunto Casino, con el que realizó su primera gira al exterior, en 1955, a Aruba y Curazao. En 1956 fue uno de los miembros fundadores del Conjunto de Roberto Faz, del cual fue director musical; más tarde pasó al Cabaret Sans-Souci con la orquesta de Rubén Romeo, y posteriormente con el Conjunto de Senén Suárez al Tropicana. En 1957 volvió al Conjunto Casino, con el que viajó a Panamá y República Dominicana. A su regreso de esta gira ingresó en la Orquesta Cosmopolita como pianista y director. Después fue pianista de la Orquesta de Radio Progreso, de la Orquesta Riverside, y de la orquesta de la Empresa de Grabaciones y Ediciones Musicales (EGREM). En 1965 formó un conjunto con el cantante Fernando Álvarez, del cual fue pianista y director hasta 1969. También fue pianista y orquestador de la Orquesta Cubana de Música Moderna y del Conjunto de Andrés Hechavarría «El niño Rivera», de quien reconoce su influencia como orquestador, además de reconocerla en otras figuras como Dámaso Pérez Prado, Pedro Justiz «Peruchín», y Bebo Valdés.

Fuente: https://www.cubanosfamosos.com/es/biografia/rolando-baro-rivero

Rolando Baró Rivero

1966

Fallece Roberto Faz Monzón en La Habana, Cuba. Cantante, percusionista y director natural de la población de Regla en la capital cubana. Un gran baluarte de la música cubana que, guitarra en mano y con su prodigiosa voz se paseaba por los bares de su natal Regla, llegando a conocer al gran Chapottín mientras integraba diferentes sextetos y septetos, entre ellos el Champán Sport, La Tropical y el Ricardo Cabana. Adquirió más experiencia cantando en el Cabaret Hit, y con otras agrupaciones como el Septeto Ultramar y la Orquesta Habana. Las puertas a la consolidación se le abren cuando llega en 1938 cuando llega a actuar con la Orquesta Cosmopolita y los Hermanos Palau, además de convertirse en la voz del Cabaret Sans Souci y artista exclusivo de la radioemisora CMQ. A renglón seguido, vinieron sus actuaciones en el Hotel Nacional con la orquesta de Osvaldo Estivil y la Orquesta Kubavana de Alberto Ruíz que actuaba en el Cabaret Zombie Club, un gran impulso para consagrarse totalmente en el Conjunto Casino de Roberto Espí en 1944.

Con el Conjunto Casino viajaron por Norteamérica y América Latina, grabaron para la RCA Víctor y con su voz impuso éxitos en tiempo de boleros y guarachas como “Quiéreme y verás”, “A romper el coco” entre otros. Después de esta enriquecedora experiencia para su carrera llega a formar su propio conjunto con el que debutó el 04 de Febrero de 1956 en el Liceo de Regla, experimentando con una gama de ritmos entre los que se incluían guarachas, boleros y el dengue, creación de Dámaso Pérez Prado. Este «Campeón del ritmo» se nos adelanta en el camino a sus 51 años de edad.

Roberto Faz

SEGUIMOS BATALLANDO EL SON!

UN DÍA COMO HOY

Escrito: Jhonny Velásquez Reyes

Edición: Angelina Medina Quiroga

Sección Original de Herencia Rumbera Radio

Lima – Perú

Abril 2021

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *