UN DÍA COMO HOY… 24 DE ABRIL

1905

Nace Raimundo Valenzuela de León en La Habana, Cuba. Trombonista y compositor. Figura primigenia de la música cubana, que llegó a ejecutar vários instrumentos musicales. Instrumentó, arregló y transcribió infinidad de obras, especialmente danzones infinidad de obras de otros autores y compositores cubanos. Su creación comprende música religiosa, de câmara y teatral .Fue un trombonista colosal, potente, dulce y con ejecución e interpretación, asombrosas. Realizó estudios de música en la academia de su padre Lucas Valenzuela, llegando a dominar además el trombón, la viola, piano e instrumentos de percusión, aunque fundamentalmente tocaba el trombón. Cuando tenía 16 años sus padres se establecieron en La Habana donde logró ser empleado como trombonista en las grandes temporadas operísticas. La primera agrupación musical de importancia que integró fue la Orquesta La Flor de Cuba hacia 1864, una orquesta típica o de viento que fue fundada por el clarinetista Juan de Dios Alfonso, en San Antonio de los Baños en el año 1825, quien además era compositor de contradanzas, danzas, canciones y guarachas, director musical y autor teatral. La misma estuvo conformada por dos cornetines, trombón, figle, dos clarinetes, dos violines, un contrabajo, un timbal y un güiro. Esta Orquesta que gozó de gran popularidad entre los bailadores, durante la segunda mitad del Siglo XIX, interpretaba contradanzas, minuets, rigodones, lanceros, cuadrillas; era la que amenizaba la función, el día que ocurrieron los trágicos sucesos del Teatro Villanueva el año 1869, donde los Voluntarios españoles atacaron al pueblo salvajemente.

Después del fallecimiento de Juan de Dios Alfonso (1877), Raimundo fue designado director de la afamada agrupación musical y a partir de entonces, comienza a ser llamada Orquesta Típica de Raimundo Valenzuela, la cual tuvo gran éxito a fines del siglo XIX. Muy pronto, en efecto, cimentó para ella un amplio reconocimiento y llegó a ser la orquesta típica más famosa de su época; y considerada la mejor de la Isla en la segunda mitad del siglo XIX e incluso a principios del XX. Su repertorio por contradanzas, canciones, guarachas, rumbas y en primer orden los danzones que llegaron a rivalizar con los de Miguel Faílde, pionero del danzón. La integraron, en distintas etapas, los ejecutantes Félix de la Cruz, Enrique Pastor, Tomás Olivera, Manuel Hernández, Ramón Quirós, Julián Vargas, Dionisio Romaguera y su hermano, el destacado cornetinista Pablo Valenzuela. Era tanta la demanda de su música que en muchas ocasiones, los Valenzuela formaban tres o más agrupaciones, que tocaban al mismo tiempo, en distintos lugares. Se le se menciona actuando en el Círculo de Artesanos de esa localidad en 1925. En materia creativa, Valenzuela compuso contradanzas, canciones, guarachas, rumbas y, sobre todo, danzones, aparte de algunas obras de corte clásico, y breves incursiones en la música religiosa y de cámara. Además compuso más de un centenar de danzones, muchos inspirados en pasajes operísticos como «Rigolett», «Tosca», «La Boheme» y «Madame Buterfly». Sus piezas más reconocidas fueron «El negro bueno», «Los Chinos», «El Papalote», «El Pulpero», «Palabras sin compromiso» y «Los Cornetines». También colaboró con la lucha independentista a finales del siglo XIX, tanto económicamente como en el aspecto personal. Posteriormente dedicó parte de su tiempo a la enseñanza del trombón y la viola. Fue el director de orquesta más famoso en la segunda Mitad del Siglo XIX y en los comienzos del XX. Se hizo acreedor de la consideración de las Juntas Directivas de los Centros Regionales y de otras Sociedades así como de los amantes del baile. Al fallecer en 1905 quedó al frente de su orquesta su hermano Pablo, otro connotado músico. En reconocimiento a la contribución que este destacado músico a la cultura musical cubana, la Casa de la Cultura Municipal de San Antonio de los Baños lleva su nombre. Falleció a la edad de 57.

Fuente: https://www.ecured.cu/Raimundo_Valenzuela_Le%C3%B3n

Raimundo Valenzuela de León

1948

Fallece Manuel María Ponce Cuellar en Ciudad de México. Músico y compositor natural de Fresnillo, Estado Zacatecas, México. Reconocido como el «Padre del nacionalismo musical en México». Su interés por la música se da desde sus cuatro años de edad recibiendo clases de piano por parte de su hermana Josefina (como fue el caso también del maestro Ernesto Lecuona con su hermana Ernestina). Complementó estudios de piano con el profesor Cipriano Ávila y en el Conservatorio Nacional de Música, cursó estudios superiores en Italia y Alemania donde perfeccionó sus técnicas al piano. Impartió docencia en clases de Piano e Historia de la Música en el Conservatorio Nacional, y fungió como organista del templo de San Diego de la ciudad de Aguascalientes.

En 1912 dio luz a “Estrellita”, una de sus obras cumbre que internacionalizó, a pesar de que injustamente no captó ni un solo centavo ya que de manera errónea fue declarada una canción de dominio público. Tres años después viajó a La Habana, Cuba donde continuó su labor docente y consiguió realizar métodos para el rescate de la música popular. Postreramente fue delegado director de la Orquesta Sinfónica de México, regresó a Europa donde se estableció por ocho (8) años y con la consolidación a cuestas regresó a su país donde fundó cátedras dedicada al estudio del folklore nacional en escuelas de música. Fue nombrado director del Conservatorio Nacional. Fundó y dirigió la revista Cultura Musical, escribió numerosos artículos, editoriales y ensayos, dirigió la Escuela Nacional de Música y recibió numerosos premios. Su obra, además de moverse por lo netamente clásico, comprende obras instrumentales, para música de cámara, para piano y guitarra, y piezas propias del folklore mexicano que se hicieron célebres mundialmente como “Cielito lindo”, “La cucaracha”, “Lejos de ti”, “Yo mismo no comprendo”, “Soñó mi mente loca” y “Las mañanitas”. Este gran autor que hizo que la música popular mexicana se diera la mano con el estilo romántico europeo, cierra sus ojos para siempre a la edad de 65.

Manuel María Ponce Cuellar

1949

Nace Wilfrido Radhamés Vargas Martínez «Wilfrido Vargas» en Altamira, Puerto Plata, Rep. Dominicana. Cantante, trompetista, arreglista, director y productor. Proveniente de una familia donde se respiraba el ambiente musical, estimuló su creatividad alimentándose de los aires del merengue y el folclor dominicano cuando en el momento imperaban orquestas como el Combo Show de Johnny Ventura. Sus padres le ayudaron a alimentar ese amor por la música, hasta que decide lanzarse con su propio proyecto musical llamado Los Beduinos, dando como fruto una producción musical en 1972 con contenido de merengue y salsa. Su sonido se fue posicionando por Latinoamérica, y en 1979 fue invitado por la Fania All Stars como cantante a participar en la histórica sesión «Habana Jam» en la isla de Cuba.

Con la llegada de la década del ochenta, su éxito creció de manera escandalosa originando éxitos como «El jardinero», «Abusadora», «El comején» y «El loco y la luna», que muestra una clara fusión musical del sonido disco que caracterizó esta década, con el merengue. Su genio musical sirvió para la creación de otras bandas como Altamira Banda Show, y Las Chicas del Can. El éxito arrollador con sus propias ideas musicales, y con su banda, le mereció premios como la «Orquídea de Oro» en Maracaibo, Venezuela, la «Gaviota de Plata» del Festival de Viña del Mar, nominaciones a los Grammy Latinos, condecoraciones gubernamentales de su tierra dominicana, y apariciones en el cine y la televisión. Esto sin contar las grandes gestas en el exterior, en países como Italia donde compartió escenario con Paul Simon, y en Francia donde fue la primera agrupación hispana en presentarse en el Omni Sport.

Fuente: Web page personal de Wilfrido Vargas. https://www.wilfridovargas.com.co/biografia.html

Wilfrido Vargas

1963

Nace Horacio «El negro» Hernández en La Habana, Cuba. Baterista, percusionista y pedagogo de las nuevas generaciones del jazz, continuando la tradición de artistas como Paquito D’Rivera y Arturo Sandoval. Se formó musicalmente en la Escuela Nacional de Arte (ENA) de la mano de profesores como Enrique Pla y Fausto García Rivera, e hizo su debut en agrupaciones rockeras como Almas Vertiginosas, Lex y Sonido X, luego trabajó con otras agrupaciones de otras sonoridades musicales como Impacto y Clave Azul, hasta llegar al Grupo Proyecto de Gonzalo Rubalcaba, donde se sumerge de lleno al universo del jazz y el son, y volcar en este universo toda la complejidad de las síncopas musicales que ya había desarrollado con otros sonidos.

Ha grabado con Paquito D’Rivera; con los proyectos Yerba Buena y Los Hombres Calientes; trabajó con el saxofonista tenor David Sánchez, y con los pianistas Edward Simon y Michel Camilo, y con este último participó en la banda sonora de «Two Much»; con Pino Daniele, los bajistas Anthony Jackson y Jack Bruca; Larry Baeder, Carlos Santana, el tecladista y cantante Steve Winwood, Mike Sten, Tito Puente, con Chico y Arturo O’Farrill, Carlos Averhoff, Ramón Valle, Michael Brecker, José Luis Quintana «Changuito», Giovanni Hidalgo, Humberto Ramírez, Charles Flores, Rebeca Mauleón, Joanne Brackeen, Anthony Jackson, John Patitucci, Chucho Valdés, Hilario Durán, David Sánchez, McCoy Tyner, Regina Carter, Dave Samuels, Kazumi Watanabe, Tetsuro Kawashima, Manuel Varela Jr., Héctor Martignon, Concha Buika, Orlando Poleo, Papo Vázquez, entre otros. Incursionó en la música latina de vanguardia con Kip Hanrahan, estuvo con el proyecto Cepeda Family’s Afro-Rican Jazz, y colaboró con Steve Turré, Gary Barts y Mike Stern con quienes había formado el Grupo Tercer Mundo.

Fue baterista de los Tropijazz All-Star, de la Arkadia Jazz All-Stars, de la Fort Apache Band de Jerry González y del Grupo Crisol, dirigido por el trompetista Roy Hargrove. Formó parte de la banda del baterista Robby Ameen. Fue profesor de percusión de la Universidad de Roma, Italia; es miembro de la Facultad de Música de Berkley, Boston, Estados Unidos; del Instituto Técnico de Percusión de Los Ángeles, California, y dirige los talleres de KOSA Internacional. Ha realizado giras por Brasil, donde participó en la Jornada Internacional de Cinema da Bahía, con el percusionista Carlinhos Brown; Monterrey, México, actuó en el Festival Internacional de Percusiones, y en Bangkok, Tailandia. Ha sido galardonado con el Grammy al mejor álbum de jazz latino del año 2001, «Live at the Blue Note» junto a Michel Camilo (piano) y Charles Flores (bajo). Intervino en distintos álbumes, de los cuáles algunos de ellos fueron galardonados con el Premio Grammy, tales como «Havana» de Roy Hargrove (1997), «Supernatural» de Carlos Santana (1999), «No es lo mismo» de Alejandro Sanz (2003) y «Listen Here» de Eddie Palmieri (2005). También fue laureado al mejor álbum de jazz latino del año 2001 con «Live at the Blue Note», junto a Michel Camilo (piano) y Charles Flores (bajo). Creó su proyecto propio llamado Italuba Big Band.

Fuentes:

http://decajonflamenco.com/43.html

– Discografía de El Negro Hernández.

Horacio «El negro» Hernández

1980

Fallece Alejo Carpentier Valmont en París, Francia. Escritor, periodista e investigador musical suizo-cubano. Fue el  hombre detrás de la literatura en el sentir cubano que se plasmó en la música. Fue uno de los grandes escritores renacentistas que consolidaron la narrativa, la crítica periodística y el ensayo en el siglo inmediatamente anterior abordando también el campo de la música y cultura latinoamericanas. Descendiente de padre francés y madre de origen ruso, quienes se trasladaron a La Habana la primera década del Siglo XX y allí Alejo cultiva la afición y la vocación por la lectura, la música y el arte. A la edad de siete ya tocaba al piano preludios de Frederic Chopin convirtiéndose en un hábil pianista, lo que lo lleva a estudiar teoría musical. Sin embargo, Alejo comienza a publicar artículos en la prensa habanera los cuales empiezan a aparecer en las rotativas para después colaborar con los más importantes diarios habaneros siendo nombrado en varias ocasiones como Jefe de Redacción.

Así se fue convirtiendo en un connotado periodista y en uno de los más importantes investigadores musicales de Cuba. Realizó viajes por México y las antillas, se radicó en Venezuela a mediados de los cuarenta por un tiempo, recorrió Europa y principalmente la tierra de su padre, regresó a Cuba en los años del triunfo de la Revolución y allí se instaló definitivamente. Este gran hombre de las letras alcanzó el reconocimiento no solo por ser director de la Editora Nacional si no también por el proceso político que pudo forjar. Carpentier fallece a la edad de 75.

Alejo Carpentier Valmont

1986

Nace Lázara Taymí Nodarse en La Habana, Cuba. Tresista egresada del Instituto Superior de Arte (ISA) de La Habana, de la Escuela Nacional de Arte (ENA) y de la Escuela Vocacional de Arte «Juan Pablo Duarte» de Güira de Melena. Enamorada de Colombia, fue a radicarse a la ciudad de Medellín, desde donde ejerce como músico profesional independiente, y ha colaborado con proyectos como el Quinteto de Cuerdas Babalú, el proyecto La Mambanegra, La Ciencia de Juancho Valencia, Eduardo Moreno y Okocán, The Manyoma Brothers, entre otros.

También ha tocado y se ha presentado al lado de artistas como la trompetista Maité Hontelé, el cantante Carlos Palacio «Pala», e históricas figuras del fenómeno salsero que han pisado territorio medellinense como Ismael Miranda. Sigue dando visos de talento con su tres cubano con el que recorre los mejores escenarios nacionales y del mundo, pues ha tomado parte en conciertos en Estados Unidos y en el continente europeo.

Lázara Taymí Nodarse

2021

Fallece Pedro Luis Vicentini del Valle «Pete Vicentini» en Barranquilla, Colombia. Cantante, pianista, acordeonista, bajista, percusionista y director barranquillero. Hijo de Pedro Isaías Vicentini Zambrano y Josefa Matilde del Valle, graduado de bachiller del Colegio Biffi-La Salle en su ciudad natal y posteriormente estudió Arquitectura y Licenciatura en Música, en la Facultad de Bellas Artes, en la Universidad del Atlántico. Inició su carrera profesional hacia 1967 conformando el grupo Los Rítmicos de La Costa que después se conoció como Los Supersónicos, fungiendo allí como bajista, cantante y director musical. A continuación hizo parte del grupo Los Harmónikos con el cual fue finalista del concurso por la Orquídea de Plata Phillips en la ciudad de Bogotá, y luego asistieron al Festival de Orquestas del Carnaval de Barranquilla en 1971 con gran nivel de aceptación, que les valió un contrato de grabación con la discográfica Codiscos en la cuidad de Medellín, lo que significó el nacimiento de su orquesta El Afrocombo de Pete Vicentini, y una serie de grabaciones entre larga duración y supersencillos, que dejaron éxitos como «El carrito de vapor», «El apagón», «El enjabonao», «Guayaba», «Amores van» y el super éxito «El huevo».

Dicha agrupación fue laureada con varios Congos de Oro del Carnaval de Barranquilla, además, ser reconocida con el Trofeo Príncipe de Oro de la Emisora Radio Príncipe, entre otros reconocimientos. El proyecto del Afrocombo se tomó un respiro, para apoyar a una promisoria agrupación emergente llamada El Clan Antillano donde Pete dirigió, hizo arreglos y fue pianista, acompañando a los cantantes Jacky Carazo y Mike Char. Alternamente, conformó  otras agrupaciones, o bien, adaptó su Afrocombo a diferentes formatos según el requerimiento. Por ejemplo, formó la orquesta Pete Vicentini y sus Estrellas para acompañar a la gran Esthercita Forero en la producción «Érase una vez en la Arenosa»; formó la Orquesta ABC en formato de Big Band para el Club Barranquilla; y la Orquesta Guanabacoa en 1987 con la que cosechó más reconocimientos. Ha acompañado a otros artistas de talla internacional como Nelson Henríquez y su Combo Internacional, Celio González, Orlando Contreras, Héctor Casanova, Joe Quijano, Jimmy Sabater, Tito Gómez, Pete «El conde», Johnny Pacheco, entre otros. En los últimos años se ha dedicado a su empresa de producción musical, y ha sabido mantener vivo su Afrocombo. Falleció a sus 75 años en la Clínica Iberoamérica producto de un cáncer de próstata terminal que terminó afectando a su sistema óseo. Había nacido el 31 de Marzo de 1946.

Un día como hoy…

Nace Paul Kimbarrow en el Bronx, Nueva York, USA. Baterista. Creció en el lado occidental del Bronx, y comenzó su amor a la batería y los demás instrumentos de percusión después de ver los toques de conga que allí se formaban por parte de los latinos. En calidad de baterista acompañó a distintos grupos de rock y grupos de jazz, soul y blues, entre ellos, Sha Na Na, Ashford & Simpson, The Platters, Melba Moore, The Mighty Penguins, Marvin Hamslich, Bastard Sons of Johnny Cash, A.J. Croce, Ángela Bofill, entre otros.

En el lado latino, también figuró en algunas producciones como la de la flautista Andrea Brachfeld titulada «Andrea» (1978) para Latina Records; mas las producciones «Doble Energía» -con Ismael Miranda- (1980) y «Fantasmas» (1981) y  para Fania Records, de Willie Colón «El malo del Bronx». Desde hace algún tiempo radica en la Costa Oeste, en San Diego, California, donde es reconocido como uno de los mejores bateristas.

Paul Kimbarrow

SEGUIMOS BATALLANDO EL SON.

UN DÍA COMO HOY

Escrito: Jhonny Velásquez Reyes

Edición: Angelina Medina Quiroga

Sección Original de Herencia Rumbera Radio

Lima – Perú

Abril 2021

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *