UN DÍA COMO HOY… 06 DE ABRIL

1875

Fallece José Domingo Bousquet Puig en Cuba. Violinista habanero que completó y perfeccionó sus técnicas en París para convertirse en uno de los más connotados de la isla. Se decía que ejecutaba como nadie los Caprichos de Niccolo Paganini, e interpretó dúos, tríos, cuartetos y quintetos donde sobresalía todo su potencial. Además fue uno de los que constituyó la Sociedad de Música Clásica en la Cuba del siglo XIX. El gran violinista había nacido el 13 de Agosto de 1823.

José Domingo Bousquet Puig

1890

Nace Eusebio Santiago Azpiazu Pradera «Mario Antobal» en Cienfuegos, Cuba. Director orquestal. El hermano mayor del inolvidable maestro Justo Ángel Aspiazu, conocido como «Don Azpiazu», a quien nuestro homenajeado hoy encaminó por la música y dirigió los inicios de su carrera. Ambos estudiaron música juntos en los Estados Unidos, y por su parte Antobal fue secretario del Ingeniero Civil y General Mario García Menocal -conocido popularmente como Menocal-, entonces presidente de Cuba en el periodo 1913-1921. Don Aspiazu entre tanto se desliga musicalmente de su hermano para iniciar su propia correría artística en Nueva York y en París, mientras Antobal conoció a la cantautora y actríz Marion Sunshine quien ejerció influencia en el repertorio de los dos hermanos componiendo o traduciendo líricas al idioma inglés. Lo hizo especialmente con Don Aspiazu, como auspiciadora de sus presentaciones en Estados Unidos y Europa. Una vez Don Aspiazu se va de París, deja la orquesta en manos de su hermano Eusebio, ya conocido artísticamente como Antobal, quien regresa a Nueva York otra vez a conformar su propio proyecto orquestal de manera independiente a inicios de los años treinta conocido como Los Cubanos de Antobal, mientras la orquesta de su hermano ya lanzaba a un joven de nombre Antonio Machín por medio de un son titulado «El manicero».

Por su parte, Antobal y su orquesta ya realizaba sus primeras grabaciones para el sello Brunswick en 1932 continuando con la tradición de la orquesta de su hermano al imprimir una tendencia en la que mezclaban el son con el foxtrot. Tras un breve receso sin grabaciones vuelven hacia 1936 ya como Antobal’s Cuban All Stars, agrupación que acogió en sus filas a voces de la talla de Johnny Rodríguez, Alfredo Valdés, Panchito Riset -que se dice fue llevado por Antobal por vez primera a los Estados Unidos-, Chick Bullock un popular cantante de aquel tiempo, y el mismo Antonio Machín; además de músicos como Julio Brito, el flautista Alberto Socarrás, el trompetista Víctor Montes de Oca; y en la época de los cincuenta bajo los arreglos de Obdulio Morales, con grandes estrellas como Alejandro «El negro» Vivar, Leonardo Timor, Domingo Corbacho, Alfredo «Chocolate» Armenteros (trompetistas); Generoso Jiménez, Antonio Linares Peñalver (trombonistas), Amado Valdés, Emilio Peñalver, Osvaldo «Mosquitin» Urrutia (saxofonistas); Guillermo Barreto, Oscar Valdés Jr (percusionista); Pedro Justíz «Peruchín» (piano) entre otros. Antobal junto a su esposa fundaron además una casa editora y por un tiempo propició grandes contribuciones a giras musicales, publicidad y manejo de artistas cuando no estaba en actividad orquestal. Tal como su hermano, su padre y su hijo, falleció por causa de problemas cardiacos a finales del año 1966.

Eusebio Santiago Azpiazu Pradera «Mario Antobal»

1911

Nace José Guillermo Quesada «Guillermo Portabales» en Cienfuegos, Cuba. Trovador y cantante de ascendencia Hispano-cubana quien se convierte en otro de los embajadores de la música campesina cubana a nivel Puerto Rico y a nivel mundial, labor que cumplió también la recordada Celina González. Hacia 1928 comienza sus estudios en canto y guitarra, exponiéndose como trovador cantando boleros, dando serenatas e integrándose a una compañía teatral de variedades en la capital cubana. Con guitarra en mano conquista tierras boricuas llegado en 1936 a ellas, donde contrae nupcias con la jóven Arah Mina López y mantiene por muchos años un sitial importante en la trova y la música, dando origen a la llamada «Guajira de salón» de la cual pasea la bandera por toda Centroamérica respaldado por la RCA Víctor, y en Cuba al lado de Los Guaracheros de Oriente y el legendario Trio Matamoros en las radioemisoras RHC-Cadena Azul, CMQ y Radio Progreso.

Un estribillo pregonero que reza: «Por el camino del sitio mio, un carretero alegre pasó»… nos trae a la mente a este virtuoso de la música rural cubana, además de piezas como «Nostalgia guajira», «Al vaivén de mi carreta», «Entrada al silencio», «A la orilla del cauto», «El jaleo», «La sitiera», «Bajo el palmar del bajío», «Guateque campesino», «Guajira Guantanamera», «Amorosa guajira», «Tristeza guajira», «Amanecer montuno», «Canto a la vuelta bajera», «Cuando sali de Cuba», «Esto se llama montuno» y muchas otras mas, se han inmortalizado en los oídos del buen amante de la música latina. Portabales cerraba sus ojos para siempre a la edad de 59.

Guillermo Portabales

1918

Nace Margarita Padilla en Tanhuato, Michoacán, México. Cantante. Integrante del recordado dueto ranchero mexicano de Las Hermanas Padilla, junto a su hermana María Padilla Mora. Empezaron a grabar desde el año 1937 interpretando magistralmente el bolero y las rancheras. En los inicios de su carrera, en la ciudad de Los Ángeles, California se relacionaron con Manuel S. Acuña quien las apoyó para grabar sus primeros discos en aquella ciudad. María, nacida el 02 de Marzo de 1920, fue también la voz femenina el «Dueto Azteca». Destacaron como fieles intérpretes del sonorense Manuel S. Acuña quien las dirigió en sus primeras grabaciones.

Su familia emigró a California en la década de 1920 y pronto se iniciaron en la actividad artística a instancias de su padre, empezando sus presentaciones en radio a mediados de los años treinta y su primera grabación en 1937, con los temas “Por qué será” y “La barca de oro”. El dueto alternó canciones mexicanas con corridos y boleros como “Mis ojos me denuncian”, “Confesión” y muchos otros, convirtiéndose en importantes difusoras de la música popular mexicana, inicialmente en los Estados Unidos y la frontera norte de nuestro país, pero en poco tiempo también se difundieron por todo México, Centro y Sudamérica, convirtiéndose desde entonces en dignas representantes del género durante toda una época. Sus discos contribuyeron a formar la llamada “música de carrilera” en Colombia, donde siguen siendo muy populares.

Fuente: https://www.elcuerpoaguanteradio.com.mx/wp-content/uploads/2018/04/Hasta-que-el-Cuerpo-Aguante-06-ABRIL-2018-1.pdf

Margarita Padilla

1920

Nace José Tamárez Mateo «Joseíto Mateo» en Santo Domingo, República Dominicana. Cantante. Reconocido como «El rey del merengue», iniciaba su carrera artística en la década de los años treinta, dotado de aptitudes vocales que le merecían aplausos en su niñez y su adolescencia interpretando música folclórica dominicana. Este hijo de Doña Altagracia Mateo y Don Paulino Tamárez tiene su primera oportunidad gracias a la disquera Seeco, que lo requiere en La Habana para hacer parte de la Sonora Matancera, sueño que no pudo ser debido a que fue retenido por la negación del permiso de salida del país por el Regimen Trujillista que allí se vivía. Por lo tanto, como la disquera ya había contratado el disco, Joseíto es relevado por su colega y compatriota Alberto Beltrán, quien fue conocido desde allí como «El negrito del batey» en lugar de Joseíto, a quién debió corresponderle ese título inicialmente.

Tras el fin del Regimen con el fallecimiento de Trujillo en 1961, Joseíto, ya con cierto bagaje discográfico junto a la Súper Orquesta San José, se enrumba hacia Puerto Rico en un momento determinante, cuando se estaba organizando El Gran Combo de Puerto Rico en 1962, haciendo parte de la primera producción titulada «Menéame los Mangos», donde se adaptó a otros ritmos como los boleros, la guaracha y la bomba puertorriqueña. Por motivos personales debió regresar a su Santo Domingo, y allí tuvo un fortín donde continuó su trayectoria musical y discográfica con orquestas como las de Héctor de León y sus Leones, la Orquesta de Rafi Pou, El Sexteto Enriquillo, Johnny Ventura y su Combo Show, la Orquesta de Papa Molina, la de Rafael Solano, y sus propios conjuntos, alzándose como «El verdadero Rey del Merengue» y buen intérprete de la salsa. Ya acomoda más de sesenta años de correrías musicales, y en su prontuario se cuentan importantes distinciones: El premio «Excelencia musical» entregado por la Academia Latina de la Grabación en la undécima entrega de los Premios Grammy Latinos; un Soberano, que constituye uno de los máximos galardones de los Premios Casandra de la Asociación de Cronistas del Arte (Acroarte); y el reconocimiento de «Leyenda Viva del Merengue» por la Cámara de Diputados. Entre sus canciones más populares se destacaron «La enllavadura», «Usted se dañó», «Pa’lante y pa’ tras», «La negra Cacha», «La chiva blanca», «Déjate de cuento», «El merengón», «Con la mesa al caco», «La patrulla», «Cuando yo me muera», «Cumandé», «Baila Catalina», «La mujer cariñosa», «Madame Chu-chú», «Caña brava», «Loreta», «La vida castiga», «Mi son sin papel», «Jesucristo», «Mi hijo y yo», entre otros.

Joseíto Mateo

1921

Nace José Luis Moneró en Juncos, Puerto Rico. Conocido como «El príncipe de la canción». Una voz nacida especialmente para llegar al fondo del oído y el corazón de los que verdaderamente saben deleitar y sentir de verdad el ritmo afroantillano. Su carrera inicia con las orquestas de Luis Morales, Pepito Torres y su orquesta Siboney. Cuando su nombre ya sonaba fuerte, su inminente consolidación se da con la orquesta de Rafael Muñoz y las magistrales interpretaciones de «Di corazón», «Muñequita linda», «Enojo», «Sin tí», «Caminos de ayer», «Aquellos ojos verdes», «Malditos celos», «Espérame en el cielo», «Flor del campo», entre otras. Llega a Nueva York en la década de los 40’s donde actúa con orquestas como las de Noro Morales, José Curbelo, y Xavier Cugat con quien tiene la oportunidad de recorrer el mundo.

Su arte también trascendió hasta la pantalla grande gracias a la Metro Goldwyn Mayer (MGM), y no contento con esto, forma su propia orquesta la cuál funcionó como vehículo de difusión de excitantes boleros, mambos, cha cha chas, pasodobles y danzones. A causa del alcoholismo, después de una larga lucha por su vida encuentra la muerte a sus 89 años.

José Luis Moneró

1927

Nace Blanca Varela en Camagüey, Cuba. Soprano que desde sus años lozanos ya cantaba tangos en una emisora local. Luego se forma en ballet, canto y piano hasta obtener su maestría en la Academia de Música de la Colonia Española de Camagüey. Gracias a varios concursos viaja a La Habana encontrando las puertas abiertas en la Radio Cadena Crusellas, en la CMQ y por ende, en La Corte Suprema del Arte. Su voz de soprano lírica la lleva también por distintos espacios de variedades de la televisión cubana. En uno de ellos llamó la atención del maestro Gonzalo Roig, quien a su vez la convirtió en personaje principal de la zarzuela «Cecilia Valdés». Desde entonces se convirtió en la cantante ideal de esa obra, así como de «María La O», «Amalia Batista» y otras musas del repertorio de la zarzuela cubana.

Encabezó varias producciones del Cabaret Tropicana, grabó discos para el Sello Velvet, se exilió en los Estados Unidos con su familia y radicada en Miami retomó su carrera con la Sociedad Pro-Arte Gratelli quien la requirió para una nueva adaptación de la zarzuela «Luisa Fernanda». Junto a su entrañable amiga Martha Pérez se convierten en los dos estandartes de aquella sociedad por mucho tiempo enfrentando con maestría las zarzuelas, óperas y operetas que se les ponían en frente. Un poco retirada de la actividad y con sus facultades intactas volcó su arte a la devoción cristiana cantando y grabando para sus congregaciones.

Blanca Varela

1930

Nace Celeste Mendoza en Santiago de Cuba. Cantante cubana que, con la inmensidad del talento de su voz supo dar vida y alma al sentimiento y a la sensualidad del ritmo afrolatino, lo mismo que con su lenguaje corporal que fue un factor que la hizo aún más especial. Se da a conocer a la temprana edad de 13 años en un programa radial para aficionados con la interpretación de la guaracha «El marañón» de la autoría del maestro Julio Cueva, posteriormente actuó en diferentes teatros y cabarets como bailarina para la compañía Batamú de Obdulio Morales. Su voz y talento estuvo respaldado inicialmente por el cuarteto del maestro Facundo Rivero formando equipo con Gladys León, su hermana Isaura Mendoza y la gran Omara Portuondo, y posteriormente por orquestas como las de Ernesto Duarte Brito, la orquesta Sabor de Cuba de Bebo Valdés, la Aragón, Los Papines y el grupo Sierra Maestra.

Forjó una amistad entrañable con Benny Moré y con Rolando Laserie, este último con quien se dio cita en el cielo cuando fallece a la edad de 68 un día como hoy. Por desgracia, el desenlace de Celeste fue muy triste, oscuro y sórdido, pues la soledad y el olvido se apoderaron de su entorno hasta su final enclaustrada en su apartamento donde prácticamente sin rastro partió para no volver. Después de recorrer buena parte del mundo y recibir reconocimientos como el Premio Cubadisco quedó inmortalizada como «La reina del guaguancó».

Celeste Mendoza

1937

Nace Guillermo Morales Portillo «Memo Morales» en Maracaibo, Venezuela. Cantante. Recordada vocal de la Billos Caracas Boys en esa dupla inolvidable junto a Cheo García. En una tragedia que nos recordó a la acaecida en Enero de 1975, donde se produjo su partida de Victor Piñeros producto de un fulminante ataque cardíaco en plena presentación, similares circunstancias produjeron la despedida eterna del maestro Memo, con el atenuante de que a él se lo lleva un fulminante infarto en plena presentación para el Show de Fin de Año en la Hermandad Gallega en Caracas, Venezuela.

Este gran «Gitano maracucho» firmó muchos de los éxitos de la Billos Caracas Boys de grata recordación en el público latino, recordando aquella impresionante dupla con Cheo García. Previamente había dejado huella también con instituciones como las de Luis Alfonzo Larraín, Pedroza y sus caciques, Los Hermanos Salanís, hasta su llegada a la Billos el día 01 de julio de 1964. Posteriormente se vinculó a la agrupación Los Solistas, la Orquesta La Nuestra, y en 1984 junto a Cheo García formaron su propia banda que duró diez años hasta la muerte de Cheo, pero que renació bajo la conducción de su hijo Guillermo Morales Jr.

Memo Morales

1953

Nace José Manuel Bello Suazo «José Bello» en Santo Domingo, República Dominicana. Cantante. Desde muy temprana edad fue desarrollando sus aptitudes para la música y encontrando su talento natural, realizó algunos estudios superficiales de piano y solfeo antes de llegar a Nueva York pedido por su señora madre en inmigración, y encuentra en la escena musical neoyorquina de los inicios del setenta al recorrido bajista Carlos Castillo, quien era propietario de una sala de ensayo para orquestas, y allí configuraron una agrupación llamada Latin Sextet, con la que no realizaron grabaciones pero si amenizaban diferentes eventos sociales. Su primera aparición en el surco se da con el maestro cubano Julio Gutiérrez y su agrupación Charanga All Stars figurando el el corte «Baila que baila». Seguidamente, por mediación de Frank Bello, un primo lejano que estuvo vinculado al movimiento charanguero en Nueva York, José llega a La Charanga América de George Maysonet con quienes prensó cuatro producciones entre 1975 y 1978.

Se asocia con Ray Castro, propietario de la disquera Lo Mejor Records y director del Conjunto Clásico, para así conformar su propio proyecto musical dando a luz su primera producción «Lo Mejor presenta José Bello y su Orquesta» donde se desprenden éxitos como «Basta ya», «Vamo’ a guarachar», «Arrepentida», «Guerrera» y otras composiciones propias tanto de Ramón Rodríguez como propias. Vinieron más producciones como «Expresa e interpreta sus sentimientos», «B&B Records presenta a José Bello», y así mismo, otra pila de éxitos como «Canción a un individuo», «No te he dejado de amar», «Ramona», etc. Su éxito se extendió hacia Puerto Rico, y países de Latinoamerica, entre ellos nuestra Colombia donde su música ha llegado en forma de una estela de éxitos que ha invadido a los oídos salseros.

José Bello

1969

Nace Marco Toro en Caracas, Venezuela. Baterista, percusionista, compositor y arreglista. A sus escasos nueve años de edad se inclinó por la música a partir de la batería formando años después una propia banda de rock. Ya con 20 años de edad se convierte en cofundador del Grupo Laberinto con el que logra reconocimiento a nivel nacional, y viaja a la capital holandesa.

Una vez allí en el país de los tulipanes es atraído por la fuerza centrífuga del movimiento musical trabajando con diferentes bandas, músicos y productores reconocidos allí, entre ellos, Javier Plaza y su Orquesta Son-Risa, CaboCubaJazz, la Descarga Amsterdan, Rudy Albano, Oscar «Chucky» Cordero y su Trabuco Guarimba, Lukas Van Merwijk con sus proyectos Cubop City Band y Drums United, entre otros. En el nuevo milenio organizó su propio proyecto musical llamado «Toro Ensamble» difundiendo el latin jazz sin olvidar sus raíces latinas y la música venezolana. En Holanda su labor es reconocida, con una agenda generosa en presentaciones constantemente.

Marco Toro

1977

Nace Randolph Chacón Paz en La Habana, Cuba. Bajista. Se formó como contrabajista en la Escuela Guillermo Tomás de Guanabacoa, y egresado del Conservatorio Amadeo Roldán, tuvo sus primeras experiencias artísticas con el grupo Los Chicos de la Salsa donde interpretaba el bajo eléctrico. Tras esta experiencia quiso voltear su mirada hacia la música clásica trabajando con un quinteto musical en el Hotel Cohíba, después incursionó en el jazz haciendo parte del Quinteto Latin Project de Jesús Fuentes al lado de Helder Rojas Varona, y el destino lo encamina luego hacia la agrupación Bamboleo con quienes graban la producción «Para bailar mi son» acompañando al legendario cantante Rolo Martínez. Su consagración artística se da a su paso por la Charanga Habanera de David Calzado en cuatro años de estadía hasta marcharse a Europa y seguir su recorrido musical. 

1978

Fallece Alberto Ruíz Pérez en La Habana, Cuba. Bolerista cubano. Le imprimió a esta modalidad un estilo particular, toda vez que fuera conocido artísticamente como «El estilista del bolero callejero». Su ruta artística inicia como cantante en diferentes orquestas típicas, entre ellas la Orquesta Fantasía de Raimundo Pía compartiendo nómina con el inolvidable pianista Ezequiel Lino Frías, hasta fundar en los años cuarenta su Conjunto Kubavana donde se estrena como director orquestal, tomando como referente la naciente estructura de los conjuntos cubanos. Allí logró congregar a entregados y reconocidos músicos como Alejandro «El negro» Vivar, José Floriano y Alfredo «Chocolate» Armenteros (trompetistas), los pianistas Eulogio «Yoyo» Casteleiro y Ñico Cevedo; percusionistas como Roberto Valdés, Armando Peraza y Carlos «Patato» Valdés; y una pleyade de excelsos vocalistas como Carlos Querol, Mario Recio, Laíto Sureda, Orlando Vallejo, René del Mar y Roberto Faz.

El Kubavana comandado por Alberto Ruíz tuvo como fortín al principio el recordado centro nocturno habanero Zombie Club. Recorrieron la radio habanera, se presentaron por todo el territorio cubano y actuaron en teatro y televisión. Tras disolverse la agrupación hacia 1949, Alberto pasó a engrosar las filas de otros conjuntos como el Casino y el Tropicabana. Se dice que el estilo bolerístico de su voz, con una forma de dicción muy especial en la que daba la impresión de conversar y declamar, fue uno de los cimientos del «feeling» cubano, que lo distinguió y le abrió paso a otros excelentes boleristas.

Alberto Ruíz Pérez

1979

Fallece Esteban Antúnez en Portland, Oregon, USA. Guitarrista y director orquestal cubano. Vivió en Santiago de Cuba durante su infancia, y en 1934 se trasladó a La Habana. Antúnez trabajó como guitarrista acompañante en diferentes agrupaciones, conjuntos y recitales. Más tarde, dirigió orquestas se expuso en la radio y en el teatro cubano. Hacia 1958 se trasladó a la Ciudad de México y después se afincó en los Estados Unidos, donde completó sus estudios musicales y se convirtió en pedagogo. Había nacido el 15 de Mayo de 1920 en Manzanillo, Cuba.

1997

Fallece María Ester Aldunate del Campo «Rosita Serrano» en Santiago de Chile . Actriz, cantante soprano, operática y guitarrista «, quien fuera hija del diplomático Héctor Aldunate Cordovéz y de la recordada soprano Sofía del Campo, quizá quien la encamina por la senda del arte. Realizó sus primeras presentaciones al lado de su señora madre en diferentes países de Latinoamérica y Europa hasta afincarse en Alemania en años donde recrudecían los regimenes nazis. Allí consigue contratos discográficos para Telefunken gracias al pianista y compositor Peter Kreuder, quien a su vez promovió su figura y la hizo cantar en alemán con perfecta fonética, siendo sus canciones muy difundidas, por tal motivo se convirtió en «El ruiseñor chileno que enamoró a los nazis».

En los corrillos del régimen su figura se hizo popular y en los años cuarenta ya acuñaba más de un centenar de temas grabados, siendo «La paloma» uno de sus grandes éxitos». Fue repatriada a su país desde Suecia después de declarar su rechazo al régimen nazi, aunque regresó a Alemania periódicamente para participar en algunas cintas cinematográficas. Su pasado por el vínculo con el régimen fue minando su carrera y prestigio en tierras europeas, aunque continuó desarrollando grabaciones para otros sellos desde la década del cincuenta en países como Egipto, Estados Unidos y su natal Chile, hasta su retiro de la actividad.

Rosita Serrano

2020

Fallece Joe Acosta en Florida, USA. Pianista  y desarrollador de la música latina en la gran urbe, donde había emigrado en el año 1953 junto a su señora madre y sus hermanas, estableciendo residencia en el Este de Harlem, donde pululaban los músicos latinos. Inició su contacto musical por medio del saxofón, instrumento que dejó por el poco gusto que le tenía, y se cambió al trombón con el que tocaba en su banda escolar. Luego, conoció al profesor Horace Donnel quien lo sumergió al mundo del jazz, y allí afloró su pasión por el piano, instrumento que lo ha venido acompañando hasta el sol de hoy. Inició su andadura profesional con la Latin Jazz Men Band, con la que hizo sus primeras presentaciones y percibió sus primeras recompensas económicas. Continuó su formación musical en la Manhattan School of Music, y se fue abriendo paso en reconocidas bandas locales como la Orquesta de Johnny Colón, el Conjunto Cachana de Joe Quijano, La Protesta de Tony Pabón, la Orquesta Flamboyán de Frankie Dante, la TNT Band de Tito Ramos, y la orquesta de Joe Bataan.

Emprendió su carrera musical con su propia banda a la que inicialmente bautizó como Los Empresarios, grabando varios cortes para la casa disquera SMC-Pro Arte de Gabriel Oller. Posteriormente, a principios de los años setenta, incrementó su éxito con más producciones. Vino la producción «The Power of Love» para Ghetto Records, y después «Encore (Otra Vez)» para Solo Records; y «Así soy yo» para Ghetto Records. Llegado el pináculo de su carrera, su banda se paseaba por prestigiosos clubes neoyorquinos como el Cheetah, el Hotel St. George, el Village Gate, el Hunt’s Point Palace, el Colgate Gardens, hasta expandir su figura internacionalmente. Más tarde, en 1985 siguió sembrando salsa y música latina con su proyecto Son 85 Project junto al cantante Joe Cruz. Realizó numerosos acompañamientos musicales y arreglos junto a otras figuras como Joe Cuba y su Sexteto, Vitín Avilés, Ismael Rivera, la Orquesta Broadway, Mon Rivera, Yomo Toro, entre otros. En años recientes prosiguió vinculado a su actividad musical haciendo arreglos para otros géneros artísticos y musicales. Joe Acosta había nacido el 31 de Octubre de 1950 en Santurce, Puerto Rico.

Joe Acosta

SEGUIMOS BATALLANDO EL SON.

UN DÍA COMO HOY

Escrito: Jhonny Velásquez Reyes

Edición: Angelina Medina Quiroga

Sección Original de Herencia Rumbera Radio

Lima – Perú

Abril 2021

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *