UN DÍA COMO HOY… 31 DE ENERO

1913

Nace Pedro Nolasco Justíz Rodríguez “Peruchín” en Banes, Holguín, Cuba. Un año más del natalicio del fantástico genio de la pianística cubana, además de gran arreglista y compositor. Gran logro hizo este maestro al ser uno de los padrinos del romance perfecto que hubo entre el jazz norteamericano y la música popular cubana. Inicia musicalmente en su adolescencia estudiando piano antes de tomar rumbo a la capital cubana donde probó suerte con la orquesta de Electo Rossell “Chepín” y Bernardo Chauvín “Chovén”, posteriormente llega a La Habana donde integra agrupaciones como la orquesta la orquesta Swing Boys con la que viaja a tierras panameñas, la orquesta Casino de La Playa, la de Armando Romeu, la de Mariano Mercerón y sus muchachos pimienta, el Conjunto Matamoros, la Antobal Cuban All Stars, la orquesta de Julio Gutiérrez, la orquesta Riverside y la gran Banda Gigante de Benny Moré. Mediando la década del cincuenta forma su propia agrupación con la que inicia trabajando en el Cabaret Tropicana, y después se le pudo ver reunido en grandes toques jazzísticos al lado de figuras como Orlando López “Cachaíto”, Walfredo de Los Reyes, Guillermo Barreto “Barretico”, Aristides Soto “Tata Güines” e Israel López “Cachao”.

Como autor nos dejó piezas como los boleros “Una canción para tí”, “Qué equivocación”, “Tu verdad” y “Dime, mi cielo”, la “Guajira Melódica”, los sones “Semilla de Marañón”, “Mamey colorao”, la “Guajira en menor”, el bolero mambo “Tere y Janet”, el “Changüí oriental”, el “Cha cha cha con mambo”, los mambos “Melodía oriental”, “España en llamas” y “Mambo disminuido”. Un genio del piano de grandes aptitudes para improvisar solos que quedaron en la historia, falleció para el día de noche buena de 1977 a la edad de 64 años en La Habana.

Pedro Nolasco Justíz Rodríguez “Peruchín”

1920

Nace Pedro Vega Francia en La Habana, Cuba. Saxofonista habanero. Además de este arte, ejerció la composición, fue escultor y también dibujante.  En materia musical, fue el autor del bolero “Herido de Sombras” grabado inicialmente por Los Zafiros, y “Hoy como ayer” inmortalizado por la voz de Benny Moré.

Dirigió un grupo con el que realizó un par de grabaciones para la Panart nacionalizada de la cual fue director artístico. El resto de sus días los dedicó a la escultura, el dibujo y las artes plásticas, campos en los que sobresalió enormemente. Falleció el 22 de Octubre de 2001 a la edad de 81.

Pedro Vega Francia

1928

Nace Milton Santos de Almeida “Miltinho” en Río de Janeiro, Brasil. Exótico  vocalista de su natal samba y los boleros afroantillanos, conocido como “El rey del fraseo”. El inicio de su trayectoria musical se remonta a la década del cuarenta con diferentes grupos locales, entre ellos el Grupo Cancioneiros do Luar, Los Namorados da Lua, Los Quatro Ases y los Milionarios do Ritmo, empezando a incursionar en la radio brasileña. Un hito en su carrera se da cuando Jair Amorim, compositor y representante de la RCA Victor en Brasil le propone grabar en idioma español, hecho que lo lleva a conquistar varios paises del caribe, grabar con la Billos Caracas Boys, con la Orquesta Latina del uruguayo Rubén “Pocho” Pérez y compartir con otras grandes figuras del cancionero latino como Bienvenido Granda.

De su amplia discografía podemos rescatar éxitos en español latino tales como “Amor de pobre”, “Cuando estemos viejos”, “Amanecí llorando”, “Devaneo”, “Estoy pensando en tí”, “Pecadora”, “Recuerdos”, “El mal querido”, “Rocío”, “En un rincón del alma”, “Palabras”, “A quien quiero no me quiere”, “Abrázame”, “Twist con son”, “El son se fue de Cuba”, “Moriré pachangueando” y el famoso “Dedo de guante”. No sobra comentar que el gran maestro Tito Rodríguez afirmaba que si para el habían voces en la música latina que pudieran cantar con una claridad tan diáfana y cristalina, ellos eran su paisano Vitín Avilés, nuestro barranquillero Nelson Pinedo y Miltinho, nuestro homenajeado el día de hoy, gran exponente brasilero de la samba y el cancionero latino que fallece a sus 86 años el 07 de Septiembre de 2014.

Milton Santos de Almeida “Miltinho”

1929

Nace Joseph Caiani “Joe Cain” en Philadelphia, Pennsylvania, USA. Al referirnos a Al Santiago, Louie Ramírez o Hector Rivera como la columna vertebral tras la arquitectura de la música latina en Nueva York para el periodo de la llamada “Salsa” no podemos dejar de lado a este gran trompetista, arreglista y productor, otro de los perfeccionistas detrás del grueso de importantes producciones musicales latinas que hicieron época. El observar al gran trompetista Harry James fue un portal que le permitió a Joe llegar al mundo de la música y no volver a salir por el resto de su vida, y no pudo haberlo hecho en la mejor época donde descollaban las recién llegadas orquestas latinas a la ciudad de los rascacielos. Dotado de habilidades para leer la música, no tardó en ser contratado como arreglista o trompetista por hombres como Rey Davila, Dizzy Gillespie, Noro Morales, Miguelito Valdés, Xavier Cugat, Marcelino Guerra, Elmo García, Hector Rivera, Tito Rodríguez, Johnny Seguí, Charlie Palmieri, José Luis Moneró y César Concepción. Joe Cain junto a René Hernández Junco fueron determinantes en el estilo musical de la orquesta de Vicentico Valdés, pero dada la capacidad de Joe para metrizar, estructurar, diferenciar las notas, y editar la música, lo hicieron pieza clave para las producciones de Charlie Palmieri, Vitín Avilés, Celia Cruz, Tito Puente, Yayo “El indio”, Joe Cuba, La Lupe, Ismael Rivera, Angel Canales, Javier Vázquez, etc. Como lider de agrupación desarrolló importantes producciones, armándose de grandes músicos como Israel “López” Cachao así como lo podemos apreciar en la producción “Latin Explosion” reeditada como “Latin au go go”; también dirigió la Orquesta Red Parrot hacia los años ochenta. Ya dejando a un lado la trompeta, se dedicó de lleno a la producción y arreglos musicales, fue gerente general de las compañías Salsoul Salsa y Mericana Records produciendo gran cantidad de álbumes tanto como eventos en vivo, sólo por mencionar uno de ellos, la recordada presentación grabada como Tico-Alegre All Stars: Live at Carnegie Hall. Damos sincero reconocimiento a la magnífica labor del confeso amante de la música latina Joe Cain, labor que se sobrepuso vehementemente a los egos que se movían en el mercado y a los cambios que sufrió la denominada “Salsa”. El genial Joe Cain vivió hasta los 78 años.

https://www.youtube.com/watch?v=UAqBVRic300

1933

Nace Pedro Juan Rodríguez Ferrer “Pete El Conde” en Ponce, Puerto Rico. Notabilísimo cantante que se erigió como una de las más preponderantes y queridas voces del fenómeno “Salsa”. Su influencia musical viene desde muy pequeño por parte de su padre quien hacía parte de un cuarteto llamado “El Gondolero”, allí acompañaba con el bongó. Fallecido su padre, parte con su familia a Nueva York donde realizó sus estudios y vivió en medio de la fatídica época donde el racismo estaba tan en boga. Esto despierta su sentido nacionalista después de estar vinculado al ejército americano y entra en escena artística con la Orquesta Oriental Cubana donde fungió como bongosero y hacía sus pinos como corista, además, teniendo el honor de acompañar a Benny Moré y su gran orquesta para algunas presentaciones en Estados Unidos. Para 1957 se une a la orquesta Jóvenes Estrellas de Cuba bajo la dirección del trompetista Roberto Rodríguez, y cuatro años después llega a la nómina inaugural de la famosa Orquesta Típica Novel en una corta pasantía, así mismo también apra la Orquesta Broadway.

El 05 de Mayo de 1962 se vincula a la histórica nómina de Pacheco y su Charanga en reemplazo de Rudy Calzado, grabando algunos temas en formato charanga y posteriormente en el formato de conjunto con trompetas al que llamaron “Pacheco y su nuevo tumbao”. Allí sale a la luz el tema “Fanía” cantado por Pete y que a la postre daría nombre al emporio disquero que fundó Pacheco junto al abogado Jerry Masucci. De 1964 a 1966 interviene con el Conjunto Sensación del pianista cubano Reinaldo Godinez Roig “Rey Roig” siendo de grata recordación la producción “Swing” grabada el 26 de Julio de 1965 donde se imprimen batazos como “El rincón”, “Vamonos de fiesta” o “Punto Final”. Regresa con Pacheco y en el apogeo del estilo hippie, nuestro Pete decide cambiar de imagen dejándo crecer su barba y adquiriendo el mote de “El conde” por obra y gracia de su barbero personal.

De ahí en adelante la pareja de Pacheco y El Conde se impuso con los éxitos que todo buen melómano reconoce, mientras se iba levantando el asta de la bandera de la Fania All Stars, proyecto en el que “El conde” hizo arte y parte esencial. En 1974 decide introducirse como solista lanzando el hit “El conde” que batió records en ventas y fue ganador de un premio Grammy, dos años despues reconfirma este éxito con el renombrado tema “Catalina La O”. Siguen algunas producciones junto a Pacheco, entre ellas “Celia, Johnny and Pete”, “Jícamo” y “Celebración” con motivo de los 25 años del Nuevo Tumbao de Pacheco. Para los años noventa graba el trabajo “Generaciones” bajo la producción del gran pianista Isidro Infante, a esto se le suma un homenaje al cantante Luis Miguel junto a Papo Lucca en una producción llamada “Pete & Papo”, además hizo historia en varios conciertos al lado de leyendas de la salsa junto a las estrellas Fania en memorables presentaciones como la del teatro La Perla de Ponce y los 30 años de la Fania en Colombia. Debido a problemas cardíacos, “El conde” se nos adelanta en el camino a sus 67 años, el 02 de Diciembre de 2000.

Pete “El Conde” Rodríguez

1950

Fallece Alfonso Esparza Oteo en Ciudad de México. Cantautor oriundo de la región mexicana de Aguascalientes. Este aventajado hijo de doña Concepción Oteo y don Luis R. Esparza, de quien toma la afición y por ende las primeras lecciones de solfeo y piano, complementa sus estudios de la mano de profesores como Juan María Cisneros, Arnulfo Miramontes y Manuel M. Ponce en temas como piano, órgano, canto y composición. Artísticamente debuta a la edad de 17 como pianista en el Teatro Actualidades donde musicalizaba las canciones de las películas allí proyectadas. Tras el coletazo de la Revolución Mexicana en su natal Aguascalientes y obedeciendo a sus ideales revolucionarios, se enlistó en los ejércitos del general Francisco “Pancho” Villa y fue distinguido con el grado de Mayor. De regreso a sus andadas artísticas, aparece con su primera composición musical: el foxtrot “Plenitud” al que dio vida en la Escuela de Artes y Oficios de Aguascalientes.

Con una frente llena de sueños, inspiración y sus composiciones en el equipaje llega a la capital mexicana donde consigue empleo en la Casa Wagner y se las arregla para entregar las partituras de sus composiciones a los distribuidores del interior del país logrando buenos dividendos económicos. En el primer cuatrenio de la década de los veinte Esparza Oteo se convierte en el compositor más popular del país, lo que le merece el reconocimiento de la Presidencia de la República para ser nombrado director de la Orquesta Típica Presidencial. Después de la disolución de esta, conforma la agrupación que lleva su nombre y formó parte de otras como el Cuarteto Los Ases de la Canción junto con los maestros Ignacio Fernández Esperón “Tata Nacho”, Mario Talavera y Miguel Lerdo de Tejada, quien desafortunadamente fallece y por lo que el grupo toma el nuevo nombre de Trío Veneno. Esparza Oteo asumió cargos como director artístico de la Radiodifusora XEB, dirigio la Southern Music Co., fue jefe del Departamento de Recopilación de Música Folklórica de la Secretaría de Educación Pública y director de Notables Programas de la XEW. Con el ánimo de luchar por los derechos de los autores, fundó el Sindicato Mexicano de Autores, Compositores y Editores de Música (SMACEM) que fue la cuota inicial de la después fundada Sociedad de Autores y Compositores de México (SACM) de la cual fue primer presidente del Consejo Directivo. Entre las obras más destacadas de su legado están “Un viejo amor” (en coautoría con Adolfo Fernández), “La Rondalla”, “Dime que sí” (con letra de Alfonso Espriú), “Te he de querer”, “Albur de amor”, “Déjame llorar”, “Te vengo a decir adiós”, “No vuelvo a amar”, “El quelite”, “Mi gusto es” y “Por esa calle vive (Su mamá tuvo la culpa)”, “Cenizas de olvido”, “Estrellita marinera”, ” Juan Colorado” y “Tierra Mexicana” (en coautoría con Felipe Bermejo Araujo), la internacionalmente conocida “Adolorido”, entre otras. En 2009, la SACM galardonó al Maestro Alfonso Esparza Oteo con el Reconocimiento Póstumo “Juventino Rosas”, una presea post mortem instituida para honrar a los autores mexicanos cuya obra haya trascendido las fronteras lingüísticas y culturales para gloria de México en el mundo, permaneciendo vigente hasta nuestros días. El nombre de este gran representante del estado de Aguascalientes quedó inmortalizado en varias calles de ciudades de la república mexicana, y en bustos y estatuas de bronce que honran su trayectoria y su legado ya inscrito en el acervo de la cultura popular azteca.

Alfonso Esparza Oteo

1966

Fallece Pablo Hernández Balaguer en La Habana, Cuba. Musicólogo y compositor habanero. Dirigió el Archivo Provincial de Música de Santiago de Cuba, e investigó profusamente sobre la historia de la música cubana y en especial la concerniente a Esteban Salas y a los archivos de La Catedral de Santiago de Cuba. Impartió enseñanza en instituciones como la Universidad de Oriente y el Conservatorio Esteban Salas de Santiago de Cuba. Desarrolló importantes publicaciones de música cubana, entre ellas “Breve historia de la música cubana”, “Catálogo de música de los archivos de la Catedral de Santiago y del Museo Bacardí” y “Obras de Esteban Salas”. También llevó a cabo investigaciones en los archivos de la Catedral de Santiago de Cuba, lo que dio lugar a su trabajo “Los villancicos, cantatas y pastorelas de Esteban Salas”.

1990

Fallece Rogelio “Kito” Vélez en Puerto Rico. Trompetista, compositor y arreglista, gran protagonista de la metamorfósis musical boricua. Inicia ejecutando la trompeta en diferentes bandas de guerra para el ejército, otras bandas locales y orquestas del circuito de Mayagüéz. Se translada a Santurce donde trabaja en la gran orquesta de César Concepción y posteriormente hizo parte fundamental de la configuración del famoso combo de Rafael Cortijo realizando arreglos y composiciones, así mismo lo hizo para su propia agrupación “Kito Vélez y sus Estrellas” y para el Gran Combo de Puerto Rico, del cuál fue miembro fundador en 1962.

También cumplió este rol junto a la orquesta de su colega Nelson Feliciano, recordemos el gran éxito de “La cinta verde”, allí se ve la mano de nuestro invitado. De su autoría rescatamos éxitos como “Conocí a tu papá”, “Qué coco”, “Ellos se juntan”, “Severa”, “Carmencita”, “Triste realidad”, “Pa tumbar la caña”, “Calypso, bomba y plena”, “Paula” y el mundialmente famoso “Ojitos chinos”. Este arquitecto del sonido de Santurce, había nacido el 14 de Enero de 1923 en Guanica, Puerto Rico.

Rogelio “Kito” Vélez

1995

Fallece Jesús Bautista Guerra Zayas “Jesús Guerra” en Alicante, España. Compositor, arreglista y orquestador cienfueguero, que acoge el llamado de la música al llegar a La Habana toda vez que en su familia y en su árbol genealógico no había músicos. En su adolescencia aparecen los primeros esbozos de sus primeras composiciones que apuntaban hacia el bolero y la guaracha mientras se autocapacitaba en instrumentos como la guitarra, el bajo y el órgano. Para mediados de los cuarenta sus canciones ya comenzaban a invadir el repertorio de reconocidos conjuntos, sonoras y orquestas típicas charangueras, títulos como “Cuando me fui de Cuba”, “¿Dónde va María?”, “Cuando siento mi son”, “Bartolo suelta el saco”, “Esa sí es cheque” y el mambo “Niñas bonitas” fueron acogidos por la Sonora Matancera, así como “Tú verás Margot”, “Mi dulce amante”, “La bodega del Ñato”, “Semilla de Marañón”, “Yo soy tiburón”, “La paquetona”, “Oye lo que tiene el mambo”, “Bigote de gato”, “Lo que dice usted”, “Un meneíto na’ má”, y “A mi qué”, inicialmente conocido como “Juana Tripita”.

Para 1955, Jesús Guerra toma rumbo a España contratado por una compañía de ballet, posteriormente desembarca en Italia donde forma su agrupación llamada la Orquesta Cubana Cha-Cha-Cha, donde actuó la pianista Enriqueta Almanza, agrupación con la que difunde la música cubana por los países nórdicos, Francia, Suiza y Alemania donde radicó un buen tiempo, aunque sin perder el contacto con músicos y artistas cubanos como Celia Cruz y Marcelino Guerra. Allí mermó su actividad musical, hasta los años ochenta radicando en Alicante, España, donde fallece poco antes de cumplir los 75 años. Había nacido el 20 de Febrero de 1920 en Cienfuegos, Cuba.

Jesús Guerra

SEGUIMOS BATALLANDO EL SON.

UN DÍA COMO HOY

Escrito: Jhonny Velásquez Reyes

Edición: Angelina Medina Quiroga

Sección Original de Herencia Rumbera Radio

Lima – Perú

Enero 2021

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *