UN DÍA COMO HOY… 28 DE ABRIL

1911

Nace Mario Bauzá Cárdenas en Pogolotti, La Habana, Cuba. Trompetista, saxofonista, clarinetista, arreglista, compositor y director. Referente histórico en el desarrollo del jazz afrocubano. Oriundo del llamado “Barrio Obrero” de La Habana. Sus primeras impresiones en el arte las recibe a la edad de cinco estudiando música con Arturo Andrades, y haciendo sus estudios elementales en el Conservatorio Municipal de La Habana, donde tuvo a maestros como Maria Luisa Chartrand en piano, Modesto Fraga en Solfeo y a Fernando Carnícer en clarinete. Adquirió sus primeras experiencias en algunas formaciones danzoneras como las orquestas de Felipe Valdés, Raimundo Valenzuela y Juanito Zequeira, esto antes de llegar a Nueva York a mediados de los veinte donde tiene sus primeros contactos con el jazz; allí trabaja con la orquesta de Antonio María Romeu por un tiempo hasta su retorno a Cuba. Una vez allí se une a la Orquesta Filarmónica de La Habana como clarinetista; trabaja con la orquesta de Célido Curbelo, funge como saxofonista en la Orquesta Los Diplomáticos, y tocó con el Septeto Jóvenes de Redención donde conoció a Francisco Gutiérrez “Machito”.

En la década de los treinta regresa a Nueva York, y encuentra plaza como saxofonista en la orquesta de Don Azpiazu; como trompetista del Cuarteto Machín, y como saxo alto en la orquesta de Noble Sissle. En pleno auge de las swing bands funge como trompetista en las orquestas de Hi Clark and his Missourians y la de Chick Webb donde descubre a la recientemente celebrada voz de Ella Fitzgerald, lo que representó el florecimiento de la carrera de la dama del jazz. En 1936 contrae nupcias con Estela, otra medio hermana del maestro Machito y siguió su curso tocando con las orquestas de Fletcher Henderson, Don Redman, y Cab Calloway, a quien le presenta al entonces joven trompetista Dizzy Gillespie, en un caso muy parecido al de la Fitzgerald. En 1940 funda junto a su cuñado Machito la agrupación Machito And His Afrocubans formando aquella mancuerna inolvidable que por más de 35 años consagraron la comunión entre el Jazz y los ritmos cubanos, unión que dio frutos después de años de estudio, dedicación, más una profunda exploración de estilos musicales cubanos norteamericanos por parte de nuestro invitado, dando origen a lo que se llamó Latin Jazz, y esa explosión de ritmos en Norteamérica. En 1976 Bauzá emprende su proyecto en solitario, y en los años subsiguientes conformó orquestas para conciertos de jazz, trabajó en otros proyectos musicales junto a Graciela Pérez Grillo, Paquito D’Rivera, José Fajardo, Ray Santos y la agrupación Son de La Loma Sextet, entre otros. De su inventiva surgieron bellas obras como «Mambo inn», «Sopa de pichón», «Cubop city», «Holiday mambo», «Cha cha charinete», «Wild jungle», «Jammin’ with Machito», «Frenzy», «Cubanola», «El mareíto» y “Tanga”, pieza insigne del jazz afrocubano a través de los tiempos. La vida del gran Bauzá termina el 11 de Julio de 1993, año donde lanzó su última producción que se llamó “My Time is Now”, un título algo premonitorio.

Mario Bauzá

1929

Nace Olga Rivero en La Habana, Cuba. Cantante habanera que triunfó en México. En el albor de su carrera para los años cuarenta, sale a la palestra junto a Chea Lozano formando el Dúo Olga y Chea, ambas acompañadas del gran pianista y compositor Bobby Collazo. Prueba fortuna en el famoso programa La Corte Suprema del Arte con gran suceso, y es llevada a la Radioemisora CMQ como bolerista. A continuación pasó por Radio Progreso y realizó un gran número de grabaciones acompañada de otras grandes figuras del firmamento cubano como Enriqueta Almanza, Lucy Fabery, Pepe Reyes, las Hermanas Lago y Everardo Ordaz.

Estuvo acompañada por la Orquesta de la CMQ, la orquesta del maestro Julio Gutiérrez, la de Alfredo Brito, la de «El niño» Rivera, el Conjunto de Orlando de La Rosa, el Conjunto Caribe, entre otras. De su prolífico repertorio rescatamos interpretaciones como «No vayas a pensar», «Vieja luna», «Lejanía», «Si te dicen» y «La última noche» de Orlando de la Rosa; «Cariñosamente» de Armando Orefiche; «Mi reto» y «Mi última palabra» de Jack Sagué; «No se puede querer» y «Cosas del alma» de Pepe Delgado; «Un solo corazón» de Armando Beltrán; «Como yo jamás» de Isolina Carrillo; «Lástima de tí» de Francisco Cuesta, «Diferencia» de Jorge González Allué; «Ya no me acuerdo» de Mario Fernández Porta; «Dime algo», «Te recuerdo hoy», «Siempre igual», «Luna sobre y «Viviré para amarte» de Julio Gutiérrez; y «Mi mejor canción» de José Antonio Méndez. Radicó en México desde los años cincuenta donde paseó su talento por los grandes escenarios y la era dorada del cine azteca.

Fuente: Roberto García Cepeda (Musicuba). Disponible en http://musicubamyblo.blogspot.com/2015/09/cantantes-cubanas.html.

Olga Rivero

1929

Nace Evangelina Elizondo López-Llera en Ciudad de México. Una de las mujeres más polifacéticas de la cultura mexicana, ya que abordó múltiples manifestaciones del arte como la pintura, las artes plásticas, la publicidad, la literatura, la teología, el doblaje, el cine, la televisión y la música. Se graduó como teóloga en la Universidad de La Salle, realizó diversas exposiciones individuales en el campo de las artes plásticas y fundó un taller de pintura, figuró en anuncios publicitarios para tiendas y con tan solo 21 años de edad realizó el doblaje de voces en español para la productora Walt Disney. En el campo de la literatura, escribió el libro “Pensamiento abierto” además de varios artículos periodísticos.

En el mundo del cine, el teatro y la televisión aparece en más de 80 películas grabadas en México, Estados Unidos, Cuba, Nicaragua, Argentina y España, algunas de ellas de la gran era de oro del Cine Mexicano. Su nombre también se inscribió en cerca de quince (15) telenovelas, y algunas series de televisión, siendo una de sus más recientes apariciones los papeles en “Mirada de mujer” y “Pasión morena”. Y por si fuera poco, en el campo musical ha grabado diversos larga duración, donde aparece su voz con temas de su autoría, además de dirigir una gran orquesta que constaba de más de quince músicos, muchos de ellos con carrera en la agrupación de Dámaso Pérez Prado. Su última participación en la gran pantalla fue como protagonista de «Princesa, una historia verdadera» (2016). A partir de ese año se retiró de los escenarios, y falleció el año siguiente a sus 88 años de edad.

Evangelina Elizondo López-Llera

1935

Nace Primitivo Santos en Santiago de Los Caballeros, Rep. Dominicana. Pianista y director. De extracción campesina, hijo de Doña María Antonia Santos y Ramón Almanzar -su padre biológico a quien perdió a los dos años de edad-, luego apadrinado por Federico Camejo, es este último quien lo encamina por la música, inculcando en él los postulados de la música clásica para crearse su propio criterio musical y así hacer parte de la Banda Municipal de Santiago de Los Caballeros, su pueblo natal. En su preadolescencia ya estaba convertido en un músico dotado y logra conformar su primera orquesta con amigos cercanos, toda vez que en sus épocas el que no jugaba béisbol, era músico de manera indefectible. Logró sobresalir con su orquesta ya organizada y la posiciona en el panorama musical dominicano, hasta tal punto de ser designado Agregado Cultural de República Dominicana ante la Casa Blanca, en Washington, radicándose por completo en el país del «Tío Sam».

Allí en suelo norteamericano se continuó forjando como músico de proyección y prevaliéndose de su posición diplomática, tuvo el privilegio de presentar su orquesta en grandes fiestas y reuniones de otros entes diplomáticos. Su nombre saltó pronto a Nueva York en el momento perfecto para descollar al lado de figuras como Tito Puente y Celia Cruz, con quienes hizo buenas migas, y además deslumbrar en escenarios como El Cabo Rojeño, el Habana San Juan, el Radio City Music Hall y el Madison Square Garden. Hacia 1967 con su orquesta «Primitivo y su Combo» resulta siendo un éxito su versión de «El Manisero» que le mereció su primer Disco de Oro, al ser destacada como una de las mejores versiones cantadas del clásico del cubano Moisés Simons. Esta obra tuvo como respuesta la creación de «La ñapa del maní» en 1970. El sendero exitoso con su Combo continuó con más producciones discográficas, entre las que se destacan «Babaraquiti-Soñando en Quisqueya» (1967); «Herimpoke» (1968); «De todo un poco» (1968); «Yo vuelvo pa’ gosa» (1969); «Primitivo Santos y su Orquesta» (1971); «Papa Primi-Sugar Daddy» (1972), «Amorosa» (1974); «Poema» (1973); «Amor Primitivo» (1975); «Primitivo Santos en Puerto Rico» (1977); «Sabor de mi tierra» (1978); y «Super Bailables en Nueva York» (1981) con su esposa Carmen Luisa en los coros; entre otras. Primitivo Santos se convirtió junto al maestro Johnny Pacheco en uno de los pioneros de la difusión del merengue en la Gran Urbe, y su orquesta se convirtió en escuela musical para otros notables músicos dominicanos como Marino Solano, Tito Contreras, Bobby Quezada, Willie Contreras y el famoso cantautor Camboy Estévez. El maestro Primitivo continuó vinculado con el merengue hasta el retiro de su actividad por problemas de salud, los cuales arrastraba desde hace tiempos y se lo llevaron a la tumba a sus 83 años de vida. Le sobreviven tres hijos, y un sabroso legado musical.

Primitivo Santos

1950

Nace William Anthony Colón Román «Willie Colón» en el Bronx, Nueva York, USA. Trombonista, cantante, compositor, productor, arreglista y director de origen puertorriqueño, referente del fenómeno “Salsa” después de su génesis. Sus inicios en el arte se dan a la edad de 11 cuando comienza a explorar en diversos instrumentos el mundo de la música, especialmente el trombón que no tardó en ser su carta de presentación. En su juventud se empeñó a trabajar por la música creciendo en el poco ortodoxo ambiente del Bronx latino, donde el ambiente hostil que se vivía sirvió, dicho sea de paso, para darle alas a su inspiración. Ante sus interlocutores se veía como un joven de aspecto rudo, que infundía miedo, hasta que se lanzó a mostrar su talento musical en pleno escenario de la explosión del fenómeno “Salsa” donde predominaban las figuras de Eddie Palmieri, Charlie Palmieri, Tito Puente, Richie Ray y Ray Barreto.

Hizo parte de algunas agrupaciones aficionadas hasta que logra encontrar un espacio en ese naciente imperio Fania de Pacheco y Masucci, uniéndose con la naciente figura de Héctor Lavoe, su primera fórmula del éxito con quien se propulsa para cocinar los grandes éxitos que generaciones han cantado, seguirán cantando, recordando y bailando. Letras que hasta el más escéptico se ha aprendido son las que ha dejado el legado de Willie, ya sea junto al mismo Héctor, Rubén Blades, la Fania All stars o con su propia agrupación. Junto a Blades trabaja desde 1977 configurando otra fórmula exitosa que se caracterizó por la música con sentido social. No se olvidan sus producciones junto a Celia Cruz, Ismael Miranda y sus proyectos en solitario de muy buena aceptación en el amante de los ritmos latinos. Su carrera artística de más de 40 años ha dado frutos en once nominaciones a los Grammy, cinco (5) discos de platino, quince (15) de oro entre otros lauros. Tras algunos quebrandos de salud debido a un accidente de tránsito, sigue vigente este gran embajador del barrio que por medio de la música le dio vida a los rostros y las almas muchas veces golpeadas por los embates de la sociedad.

Willie Colón

1952

Nace Gilberto Eduardo Santiago Nieto «Freddy Nieto» en Caracas, Venezuela. Cantante, percusionista y multi instrumentista reconocido en los corrillos salseros como «El Lou Costello de la Salsa». En el pináculo de su carrera fue parte del Grupo Clave como vocalista líder entre 1977 y 1978. Posteriormente participó con la Orquesta La Salsa Mayor compartiendo voces con Leo Pacheco, Rodrigo Mendoza, Carlos El Grande y Pellín Rodríguez en su estancia allí. Aportó su voz a las prodcciones de Enrique «Culebra» Iriarte, La Gran Banda de Venezuela, La Mafia Latina con Elio Pacheco, la agrupación de Frank Hernández «El pavo», la Dimensión Latina, y Arabella y su Banda, agrupación donde sobresale la voz de la bogotana Margarita Pinillos. Logró forjar su propio proyecto, Freddy Nieto y su orquesta grabando la producción «Al son que me tocan… bailo».

Freddy Nieto

1957

Fallece Genaro Salinas Cardona en Caracas, Venezuela. Cantante popular mexicano, dueño de una gran voz que lo posicionó como “El tenor de la voz de oro”. Siendo un niño, vivía en condiciones muy humildes, y por ayudar a sus padres se ganó la vida como alijador y empleado de una pescadería. Por esos años descubre en la potencia y tesitura de su voz la herramienta que le daría reconocimiento, iniciando en un concurso de canto aficionado en la radioemisora XES donde obtiene los primeros lugares. Llegaba la década de los cuarentas y con ello las grandes oportunidades, actuando para la RCA Víctor y la disquera Peerless acompañando con su voz a las orquestas de Miguel Ángel Pazos, Absalón Pérez, Rafael de Paz y Juan S. Garrido, acuñando éxitos como “Aquella tarde”, “La número Cien”, “Callecita”, “Volverás” y “Amor Siboney”. Patrocinado por el empresario “Chato” Guerra le llegan sus primeros contratos para prestigiosos clubes nocturnos toda vez que su voz ya era reconocida a nivel local.

Tras algunos obstáculos a su experiencia impuestos por otros artistas ya más consolidados, sale de México en busca de más oportunidades, desembarcando inicialmente en La Habana, Cuba donde se presenta en el cabaret Copacabana, y de allí emprende una exhaustiva por Sudamérica donde quedaron grabaciones para el sello Odeon acompañado de orquestas como las de Claudio Forbac, Victor Lister y Don Américo y sus Caribes. Es en Argentina donde su voz logra gran acogida, y donde establece contacto con el gran tenor italiano Tito Schipa quien allí pernoctaba. Hacia 1953 retorna a México invitado por Mariano Rivera Conde, quien le ofrece un nuevo contrato con la RCA grabando algunos boleros y música sudamericana acompañado de agrupaciones como el Sexteto Fantasía, el Mariachi Vargas y la Orquesta de Chucho Zarzosa. Tras esta experiencia vinieron varios sucesos que hicieron que se marchara a Venezuela, y allí llegara el trágico final de sus días. Honor al «Tenor de oro», voz que ha quedado marcada como uno de los más grandes tenores aztecas, y que infortunadamente se apagó prematuramente a sus 38 años.

Genaro Salinas Cardona

1963

Nace David Navedo en Newark, Nueva Jersey, USA. Cantante. Ha formado parte de agrupaciones como el Grupo Fascinación, para después engrosar la nómina del Conjunto Clásico bajo la dirección de Raymond Castro y Ramón Rodríguez, con el cuál ya completa más de 20 años, compartiendo micrófonos con el cantante Héctor «Toby» Rivera. Allí ha tenido la responsabilidad de continuar el andar de la agrupación que ha tenido las huellas de grandes caminantes como Daniel Santos, Tito Nieves, Tito Allen, Rafael de Jesús, Julio Barreto, entre otros.

David Navedo

1965

Fallece Eusebio Delfín Figueroa en La Habana, Cuba. Compositor, guitarrista y trovador cienfueguero que en sus inicios oficiaba como contador, llegando a dirigir el Banco Comercial. Contrajo nupcias con la hija del magnate del ron cubano, don Emilio Bacardí, aprendió música bajo la tutoría de diferentes profesores como Fernando Barrios y Vicente Sánchez Torralba, para luego trasladarse a La Habana donde ejerció su actividad artística y prosperó en el mundo de los negocios.

Pudo realizar diferentes dúos con artistas como Rita Montaner, o interpretar sus creaciones como solista, sirviéndose de la música como actividad benéfica para recaudar fondos a favor de obras públicas en su natal Cienfuegos. Delfín se convirtió en un artista que ganó adeptos principalmente por la aristocracia y la alta alcurnia, musicalizó numerosas obras de diferentes poetas pero jamás lo hizo con las propias, pues lo consideraba incorrecto. Entre algunas de sus obras encontramos “Aquella boca”, “Cabecita rubia”, “El pobre Adán”, “El beso cautivo”, “Migajas de amor”, “Ansias locas”, “La guinda”, “Ansia”, y como obra cumbre el título “Y tú qué has hecho?” conocida en México como “En el tronco de un árbol”. Se dice que su última composición surgió en 1936, la tituló “Nunca más”, y efectivamente, por razones desconocidas, no volvió a componer nunca más. Como apunte histórico, decimos que Delfín fue uno de los primeros en grabar placas de 78 rpm, sus últimas presentaciones en público se remontan hacia 1956 acompañado del dúo de las Hermanas Martí, donde sorprendió a todos con su gran voz de barítono. El aristócrata de la guitarra y talentoso compositor fallece veintisiete días después de cumplir los 72 años de vida.

Eusebio Delfín Figueroa

1980

Fallece Francisco Valdés «Chino Pozo» en Las Vegas, Nevada, USA. Percusionista habanero que iniciara de manera autodidacta interpretando el piano y el bajo, pero que lograra una gran inclinación por los instrumentos de percusión (bongó, conga, tambor) haciendo parte de bandas de jerarquía de la época dorada de los años 40, se abrió paso inicialmente por la orquesta de Machito y sus Afrocubanos, bajo la batuta de Mario Bauzá para las legendarias sesiones de 1941 y 1943. Tiene su primer roce con el jazz actuando en la orquesta del trompetista estadounidense Theodore «Fats» Navarro, y después con el grupo Jack Cole Dancers, alternando con su lado afrocubano en su desfile por las orquestas reinantes del palladium -Machito, Tito Puente, Tito Rodríguez- además de las agrupaciones de Noro Morales, Xavier Cugat, Rene Touzet, Perez Prado, Enric Madriguera, Carlos Montiel, Billy Taylor, Pupi Campo y José Curbelo.

Fue otro brillante protagonista de primer orden de la metamorfosis que vivió el Jazz desde los años cincuenta, participando en las históricas Suites Afrocubanas de Mario Bauzá con Chico O’ Farrill y acompañando la vida musical de artistas de la talla de Charlie Parker, Stan Kenton, Dizzy Gillespie, Clark Terry, Illinois Jacquet, Tadd Dameron, Josephine Premice, Phineas Newborn, Chris Connor, Peggy Lee, Herbie Mann, The Jazz Modes, Paul Anka -entre otros-. Tras haber entregado su vida a la percusión y al jazz afrocubano, se estableció en la ciudad de Las Vegas donde lo sorprende la muerte a la edad de 64.

Chino Pozo

2016

Fallece Miguel Granados Arjona «El viejo Mike» en Bogotá, Colombia. Locutor, radiodifusor y maestro de ceremonias, considerado el pionero de estas prácticas en la llegada de los aires caribeños a la capital colombiana. Desde niño acariciaba el anhelo de convertirse en médico, pero su vocación finalmente estaba en su voz. Su padre, Eduardo Granados, se ganaba la vida como tendero ayudado por Miguel, y allí llegaba la señal de los programas de música cubana y con ellos los sonidos de la Sonora Matancera, el Trío Matamoros, la Orquesta Casino de La Playa, Ñico Saquito, Benny Moré, la Orquesta Aragón, el Conjunto Casino, etc. De manera que esos sonidos se apoderaron de todo su ser, y gracias a su entrañable amigo, el locutor Manuel Villarreal encuentra sus primeras oportunidades en la radio barranquillera trabajando en Emisoras Unidas como locutor y anunciante. De allí pasa a la Cadena Radial del Caribe (CRC) donde empieza a fungir como programador musical y redactor de noticias.

Llega a la fría Bogotá a mediados de 1952 y recala en la Emisora 1020 donde se empezaba a erigir su exitoso programa “La Hora Costeña”. Posteriormente, por cuestiones económicas se devuelve a su tierra y allí dirige la emisora Radio Reloj por un tiempo para llegar a Radio Buenaventura donde realiza sus primeros programas de música del Caribe. De allí se traslada a Cali para trabajar en Todelar, hasta que a finales de 1959 recibe la oferta de Radio Continental en Bogotá donde emite “El rincón costeño” cumpliendo durante ocho años la misión de traer al interior de Colombia la riqueza del folclor de sus costas, logrando exitosa sintonía contra todos los pronósticos y el escéptico público “cachaco”. De repente, y con la explosión del fenómeno “Salsa”, el folclor de su tierra en las ondas radiales fue quedando atrás, y con la colaboración de Senén Mosquera -Ex guardameta del club de fútbol Millonarios y fundador de la primera salsoteca en Bogotá-, además de la emisora de Todelar, La Voz de Bogotá, sonó el primer disco de Salsa en 1968, cambiando apoteósicamente el “tumbao” al público bogotano. Desde allí comenzaron sus espacios “El Show de Miguel Granados Arjona” después convertido en “El Show del Viejo Mike”, situaciones que propiciaron el surgimiento de las salsotecas aquí en Bogotá.

Su sapiencia, su celebérrima nombradía y su prestigio lo llevaron a procrear otros espacios insignia de la salsa en Bogotá tales como “La Salsa del Viejo Mike”, “Una hora con la Sonora” y el real prestigio de ser el maestro de ceremonias de las figuras que llegaban a Colombia, tales como Hector Lavoe, la Fania All Stars, Cuco Valoy, Rogelio Martínez y Celia Cruz –con quienes entabló una gran amistad-, entre otras. Con el declive de la salsa de golpe en los ochenta, se retiró un poco de los micrófonos, pero gracias a los hermanos Herrera Lozano, fundadores de la emisora Radio K, retornó con otros espacios que hicieron época en la salsa bogotana como “La hora de la Salsa”, “Salsábados”, “Musicales del Ayer” o “Pacharangueando” junto al gran radiodifusor y cultor musical Guido Granadillo, entre otros. Indiscutiblemente, Miguel ha abierto el camino para los más recordados y exitosos espacios radiales dedicados a la música del caribe, además de grandes radiodifusores, otros que ya reposan en el cielo y otros que continúan en esta tierra junto a nosotros. La vida de Miguel finalizaba a sus 86 años de edad.

Fuente: Carlos Molano Gómez. Encuentro Latino Radio. Bogotá D.C. Disponible en www.encuentrolatinoradio.com.

https://co.ivoox.com/es/cap-14-2016-graciasmiguel-sabado-30-de-audios-mp3_rf_11447566_1.htmlfbclid=IwAR1eeDTGVI23HYNtwH1ZUi_KfzBuF08vJSL_6H0qyTDLW37kxPEwZnoGHMs

Miguel Granados Arjona «El viejo Mike»

2018

Fallece Roberto Angleró Pepín en Puerto Rico. Cantante y compositor, uno de los más insignes de Puerto Rico. Desde su origen humilde despierta interés por el arte gracias a la influencia recibida por parte de Manuel «El canario» Jiménez. Este hijo de don Juan Angleró (carpintero) y doña Cármen Pepín (costurera), fue un avezado atleta y jugador de béisbol, pero siempre tuvo la música como prioridad tomando clases de trompeta y percusión. Para el año 1942 viaja a Nueva York donde respira el ambiente de las grandes orquestas del Palladium. Alternaba la música con la mecánica, e incluso antes de servir a la Fuerza Aérea en el marco de la Guerra de Corea ya había probado suerte en el famoso recinto del Palladium como percusionista y bailarín. De regreso a su patria, se integra en calidad de cantante a la Orquesta Panamericana de Lito Peña donde, gracias a Héctor Urdaneta (pianista de la agrupación) incursiona en el mundo de la composición. Seguidamente pasa a formar parte de las filas de la orquesta de Bobby Valentín y agrega a su carrera un breve pero fructífero paso por el Gran Combo en una gran relación que se estrechó a través de la composición. Conforma su propio proyecto al que bautizó como «La congregación» por donde desfilaron figuras como «Chivirico» Dávila, Marvin Santiago, Jorge Millet, Mario Cora, Paquito Guzmán, Mario Ortíz, Victor Paz, Elías Lopes -entre otros-.

Su prolífica faceta compositiva dio a luz a éxitos como «La pared» -grabada en más de 50 versiones- y «Si Dios fuera negro» -inspirada en la amarga experiencia que vivio con el racismo en Norteamérica-, siendo esta última muy bien acogida por el público latinoamericano y grabada con su proyecto Tierra Negra, con el que también obtuvo éxitos con su tema navideño «El cinco de enero». Entre otros títulos que inspiró para las más renombradas orquestas de Puerto Rico tenemos «La boda de ella», «El amolador», «Son son chararí», «Soy boricua», «No es mentira», «Yo sé que eres tú» (Grabadas por Bobby Valentín), «Vas por ahí», «Nada para tí» (Grabadas por la Ponceña), «Cristobal Celai», «Seis chorreao» (Grabadas por Ricardo Ray), «No hagas caso» (Pellín Rodríguez), «La cicatríz» (Grabada por el Gran Combo) y otras composiciones que fueron adoptadas por el Apollo Sound, Mario Ortíz, Ismael Quintana, Tommy Olivencia, etc. Su legado ha quedado heredado a su hijo Juan Luis Angleró (conocido como «Luyán») quien expone una trayectoria musical actualmente con sus propios proyectos, destacando «Un Nuevo Comienzo», su producción más reciente. Roberto Angleró había nacido el 12 de Septiembre de 1929 en Fajardo, Puerto Rico.

Roberto Angleró Pepín

2019

Fallece Félix Ramón González Figueroa «Papo Félix» en Nueva York, USA. Vocalista. hijo de don Félix González y doña Esther Figueroa, que vale la pena recordar y homenajear, formado de manera natural pues en sus venas ya corría sangre de sonero. Sus primeras actuaciones fueron en el Conjunto Alfarona X (Por donde hicieron transito grandes de la talla de Joe Cuba y Nacho Sanabria). Luego de cumplir su servicio militar actúa con el Combo Nacional de Raphie Martinez logrando plasmar su voz en inglés, en una grabación con el boogaloo «Do it all over».

De allí se vincula a la orquesta de Joe Bataan y al proyecto Cucaracha Brass, para luego grabar junto a Quique Rosa y su orquesta La Sabrosa aquella recordada producción «Yes man, oh boy» donde se imponen temas tan rumberos como «Tinguilanga» y «Pobre señor». Por desaveniencias con Quique, pues Papo encontró que la calidad del arte final de la grabación no fue el mejor, tomó rumbo a formar parte de la Orquesta Son del pianista Paul Ortíz, con la que dejó dos producciones musicales y logró impulsarse como artista, más allá de los desencuentros que tenían por la calidad de las grabaciones, después de la experiencia que tuvo con Quique Rosa. Posteriormente se recuerda su en grabaciones también junto al maestro Ray Rodríguez, muestra de ello una producción llamada «Meets Ray Rodríguez» codiciada entre los coleccionistas y melómanos. Le sobrevive su hija Victoria González, y además un profundo cariño a la tierra colombiana, donde se quedó en el corazón principalmente de barranquilleros y caleños, que mediante discos piratas y la conservación de su legado, lograron rescatarlo del olvido. Había nacido el 30 de Julio de 1939 en Aguadilla, Puerto Rico.

Papo Félix

2021

Fallece Víctor «El nene» del Real Cantillo en Cartagena de Indias, Colombia. Pianista, arreglista, compositor y director. Otra de las leyendas de la salsa colombiana, quien, nacido en la Calle de los Chivos, y siendo criado por su madre, doña Catalina Cantillo, una cantante y tamborera, es guiado por el universo de la música. El primer instrumento con el que tuvo vínculo fue con la guitarra, y después se le atravesó el timbal, instrumento en el que uno de sus hijos, en este caso el menor, Cristian del Real, descollaría convirtiéndose en un niño prodigio del timbal que deslumbró a Izzy Sanabria y al mismo Tito Puente, y después se convirtiera en un disciplinado concertista y pianista clásico de pergaminos. El hijo mayor de «El nene» del Real se llama Víctor, y es conocido como «Uchi», y después del matrimonio con su esposa Lily Barreto, nacieron Lily y Katia. Inicia «El nene» su carrera musical conformando un grupo llamado La Onda Zeta en calidad de bajista, y después con la orquesta Los Chicos Malos como percusionista, logrando sus primeras grabaciones para Discos Tropical en Barranqiulla. Luego se incorporó como guitarrista con una agrupación que ambientaba la zona de tolerancia de Tesca en Cartagena, llamada Los Seven del Swing compuesta por los cantantes Hugo «Sabor» Alandette y Víctor «El guachi» Meléndez, esto, antes de fundar su propia agrupación musical llamada El Nene y sus Traviesos, que pegó temas musicales como «La chismosa», «El resplandor» y un éxito llamado «Patacón pisao» composición del chocoano Ramón Chaverra, e interpretado por Juan Carlos Coronel, otro notable músico colombiano que de paso en ese momento logró impulsar su carrera. La agrupación se convirtió en un referente de la música nacional, y precisamente fue en la década de los años noventa donde dio más de que hablar, pues en sus filas contaba con el pequeño Cristian como revelación en los timbales.

«El nene» también fue determinante en proceso artístico del gran ídolo nacional Álvaro José «Joe» Arroyo, su entrañable amigo de toda la vida, pues fue el primer pianista y arreglista de su proyecto como solista llamado la Orquesta La Verdad, y fue arreglista y compositor en otros proyectos musicales como el de Michi Sarmiento y sus Bravos, la orquesta de Adolfo Echeverría, Los Chicos Malos, La Sonora Vallenata, Juan Piña y La Revelación, John Jairo y su Orquesta Libertad,  The Latin Brothers, Fruko y sus Tesos, la Billos Caracas Boys, entre otros. También ayudó a impulsar -y a impulsarse- en la industria musical junto a artistas como Alberto «El halcón» Puello, Hugo «Sabor» Alandette, Lucho Vega, Chelito de Castro, y Frank «El chombo» Sembergman. El resto de tiempo de su vida siempre se cifró en la música, incluso haciendo parte como pianista de la recordada orquesta La Nómina del Pin, dirigida por el percusionista Ricardo «El pin» Ojeda, compartiendo junto a otros notables músicos colombianos, hasta que el pasado 06 de Abril de 2021 dio positivo al nuevo Coronavirus Covid 19, que diez días después empezó a afectar sus pulmones, siendo luego internado en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del Hospital Universitario del Caribe en la ciudad de Cartagena, donde falleció a sus 67 años.

 «El nene» había nacido el 19 de Julio de 1953 en Cartagena de Indias, Colombia.

Víctor «El nene» del Real Cantillo

SEGUIMOS BATALLANDO EL SON

UN DÍA COMO HOY

Escrito: Jhonny Velásquez Reyes

Edición: Angelina Medina Quiroga

Sección Original de Herencia Rumbera Radio

Lima – Perú

Abril 2021

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *