UN DÍA COMO HOY… 01 DE ENERO

1813

Nace Manuel Muñoz Cedeño en Bayamo, Cuba. Violinista, compositor y director orquestal, considerado uno de los más destacados músicos cubanos del siglo XIX, y que constituyera la primera orquesta en la historia de su pueblo natal Bayamo. Nació en una modesta casa colonial ubicada en la calle Mercaderes, hoy Maceo, en Bayamo, en el lugar que ocupa el Museo Provincial de esta ciudad; lindante con la mansión donde nacieron dos eminentes cubanos, Carlos Manuel de Céspedes y Tristán de Jesús Medina. Sus padres se nombraron Calixto Muñoz y Francisca Antonia Cedeño, familias de mucha reputación y respeto en aquel entonces. Desde joven se inclinó con mucho amor por la música, también aprendió otros oficios como los de albañil y maestro de obras. Su gran interés por la música lo llevó a tocar otros instrumentos: flauta, piano, guitarra, violín y violonchelo, convirtiéndose en un notable compositor. Fue maestro de capilla de la Iglesia Mayor y fundó una orquesta de música culta, sacra y popular que se convirtió en la más importante de la ciudad natal.

Dirigió su orquesta para tocar por primera vez, el 11 de Junio de 1868, en el Te Deum y Procesión del Corpus Christi y ante la presencia de las autoridades españolas, la marcha subversiva de Perucho Figueredo “La Bayamesa”, que devino posteriormente en Himno Nacional de Cuba. Al ser tomada la ciudad de Bayamo por los independentistas, fue designado Regidor del Ayuntamiento. Más adelante, ya la ciudad en poder de los colonialistas españoles, fue detenido y juzgado; aunque se le pidió pena de muerte por fusilamiento, la defensa logró la absolución. Entre sus obras figuran “Tema con variaciones”, para clarinete; “Homenaje”, marcha fúnebre; “Ave María” y las canciones “Elvira”, “A la luna” y “Hermosa rubia”. Muñoz Cedeño es una de esas glorias de Cuba poco estudiadas por la historiografía y la musicología. Su mérito más conocido es el de haber orquestado por vez primera, la primer “Bayamesa”. Pero también fue compositor, arreglista, director, patriota, hombre cívico, padre de familia y bayamés orgulloso de su terruño. En Bayamo se le conocieron 17 hijos, cuatro con su esposa Juana Jerez; seis con Concepción Ginarte; cuatro con Manuela Rivero; uno con Manuela Cabrera Martínez (Rafael Cabrera Martínez) y dos con Encarnación Olave. Algunos de esta numerosa prole fueron músicos, entre los que se destacan Joaquín Muñoz, segundo director de la banda de música que él fundara, y Rafael Cabrera, compositor y heredero de esa agrupación. Este último tuvo dos hijas, Aída y Dulce Cabrera, quienes atesoraron gran parte del patrimonio de su padre y de su abuelo. Luego del incendio de Bayamo, fue a la manigua y pocas referencias existen de esa etapa. Fuentes orales aseguran que creó una banda mambisa, pero enfermó de disentería y tuvo que regresar a la ciudad, o a las ruinas que de ella quedaron. Documentos del Archivo Histórico Provincial José Manuel Carbonell Alard permiten corroborar que Muñoz Cedeño fue uno de los pocos miembros del primer “Gobierno libre de Cuba” a los que se les permitió volver y la razón podría estar en que, luego del siniestro, existía allí una verdadera urgencia de su trabajo como Maestro de Obras. En junio de 1876, durante los festejos por el Sagrado Corazón de Jesús, Cedeño tocó el himno de Perucho y el público, enardecido, lo aplaudió. De inmediato fue conducido a Manzanillo donde permaneció tres meses incomunicado. Un astuto abogado consiguió su absolución alegando, entre otras atenuantes, la acción de bebidas alcohólicas. Pero las paradojas del destino lo ubicaron en medio del fuego cruzado entre las tropas mambisas que desde tierra tirotearon el Vapor Valmaseda donde iba de regreso a Bayamo por el Río Cauto, navegable entonces hasta Cauto Embarcadero. De esa escaramuza salió herido. Sobrevivió y en 1880 reapareció en los documentos como uno de los miembros de la Junta de Sanidad del Ayuntamiento Municipal. Hijo de su tiempo, Muñoz Cedeño bien merece estar en el altar de la música religiosa, profana y popular de la segunda mitad del siglo XIX cubano. Falleció en la misma casa que lo había visto nacer 82 años atrás.

Fuente: http://www.cubanosfamosos.com/es/manuel-muñoz-cedeño

Manuel Muñoz Cedeño

1895

Nace Manuel Jiménez “El Canario” en Orocovis, Puerto Rico. Precursor de la música autóctona boricua, un gran compositor y cantante que en su niñez se traslada con sus padres al pueblo de Manatí. Trabajando en los ingenios de allí, se vuelve aprendíz de tabaquero, y en San Juan se escapa como polizón de un barco que lo lleva hasta España. En dicho barco realizó labores varias, y el capitán le endilga el epíteto de “Canario” toda vez que le decía “Tú siempre cantando como un canario y la gente no se concentra en su trabajo”. Meses después regresó al continente americano haciendo escala en Cuba y llegando a Nueva York donde ofició como marino mercante. Para 1914 con 19 años de edad logra sus primeras grabaciones cantando corridos mexicanos, posteriormente graba para Daniel Castellanos y en 1916 graba en la casa Odeón. Años después, entrada la década de 1920 después de ires y venires entre Puerto Rico y Nueva York con grabaciones a bordo, funda un trío como primera voz, y en 1926 estampa su rúbrica como artista exclusivo de la Víctor Talking Machine, Co.

Regresa a Puerto Rico en 1931 con la hazaña de ser el primero en llevar a los estudios de grabación y al surco a la plena puertorriqueña, inicia un recorrido artístico en prestigiosos escenarios del interior del país, y el año siguiente funda la agrupación Canario y su Orquesta Puerto Rico, una de las primeras orquestas boricuas en alcanzar fama en los Estados Unidos. Recorrieron teatros como el Roxxy y el Paramount, los clubes Lido y Cotton Club, y tiene el privilegio de cantar en la casa blanca para el presidente Franklyn Delano Roosevelt en 1934. Los años siguientes continuaron en su ir y venir a Nueva York hasta que se residencia definitivamente en su país para los años cincuenta. El Instituto de cultura de Puerto Rico lo contrata para realizar un álbum de plenas y brindar presentaciones en todos los centros culturales. El álbum se considera hoy un verdadero clásico de la discografía nacional. Para 1968 una diabetes le quita la visión, y a sus 80 años de vida pierde la vida. Aunque en su legado autoral pesaron más las composiciones de plenas que las románticas, tuvo en intérpretes como Myrta Silva, Danny Rivera, Ednita Nazario, Ruth Fernández, Rafael Cortijo, el grupo Plena Libre, entre otros, a los difusores de este legado. Paz en la tumba del eterno “Canario”.

Nota: No confundir con el también cantautor Manuel Jiménez Miranda, conocido popularmente como “La pulguita”, originario también de Orocovis, que intervino en el Trío Ruiseñores Criollos, el Cuarteto Mayarí, el Cuarteto Marcano, el Conjunto Lírico Antillano, el Conjunto de Johnny Rodríguez, y fundó su Cuarteto Manuel Jiménez. “La pulguita” conocido así por el título de una de sus guarachas más populares, nació en el año 1918. No se tiene certeza de la fecha exacta de su nacimiento, pero la de su fallecimiento fue el 14 de Agosto de 1985 en Bayamón.

Manuel Jiménez “El Canario”
https://www.youtube.com/watch?v=VvTtdwqI95g

1900

Nace Francisco de Asís Xavier Cugat Mingall de Bru y Deulofeo “Xavier Cugat” en Girona, Cataluña, España. Violinista, compositor y director orquestal que se convirtió en un estandarte de la música latina para los bailes de salón y la industria cinematográfica de Hollywood en los años 30. Se estableció inicialmente en La Habana tras huir de la Guerra Civil que aquejaba a su país, y no había cumplido los trece años cuando ya hacíá parte de la Orquesta Sinfónica del Teatro Nacional de La Habana, posteriormente da el paso hacia la compañía de Vicente López y la del gran Enrico Caruso interpretando música clásica y música para cine; luego se establece en Norteamérica donde hace parte de la orquesta de Carlos Molina y sus Gauchos.

Posteriormente crea su agrupación “Cugat y sus Gigolós” con la cuál se presentaba en cortos musicales. Posteriormente se presentó como la Orquesta de Xavier Cugat, institución con la cuál ayuda a revolucionar el ambiente musical o como dirían “cambiarle el tumbao” a los norteamericanos, misma “alma mater” que vió deslumbrar a figuras -entre muchas- de la talla de Miguelito Valdés, Desi Arnaz, Francisco Gutiérrez Grillo “Machito”, José Curbelo, Alfredo Valdés, Anselmo Sacasas, Bobby Capó, Daniel Santos, Tito Rodríguez, Luis del Campo, Otto Bolivar, Yma Sumac, Frank Sinatra y Abbe Lane (Una de sus muchas esposas) y que tuvo como centro de operaciones el Waldorf Astoria, popularizando y abordando ritmos como la rumba, la conga, el merengue, el bolero, la guajira, el calypso, la música afro, el cha cha cha, el mambo y ritmos brasileros. Todo esto lo alternaba con su actividad como dibujante y diseñador, enfatizado en los comics y caricaturas las cuáles también se podían ver en las portadas de algunas de sus producciones. Cugat falleció el 27 de Octubre de 1990 en Barcelona, España.

Xavier Cugat

1912

Nace Rafael Sánchez Cestero en Santo Domingo, Rep. Dominicana. Tenor dominicano, hijo de América Cestero y Eladio Sánchez, con quienes en 1928 se trasladó a residir en la ciudad de París, Francia. Allá realizó estudios de canto con M. Arlotta y Mme. Goddard Boudarié. En 1934 regresó al país y, al año siguiente, partió hacia los Estados Unidos para estudiar en la Julliard School of Music, donde tomó clases con Bernard U. Taylor. En esa misma ciudad fue alumno también, de manera privada, de los profesores León Rothier y Giusseppe Barsotti. En Noviembre de 1935 hizo su debut internacional en la radio de los Estados Unidos, al actuar en el programa “La hora exquisita”, que se trasmitía por la radioemisora W2X4F desde New York. En esta ciudad también integró las compañías New York Chamber Opera, Grand Opera, New York Civic Opera y Salmaggie Opera Co. En Santo Domingo actuó a través de la radio HIX, La Voz Dominicana, Rahintel y Color Visión, y en recitales ofrecidos en la Casa de España y los teatros Independencia y Rialto, en la Sala Ravelo del Teatro Nacional y en el Palacio Nacional.

Como solista actuó también con la Orquesta Sinfónica Nacional e interpretó la parte del tenor de la Novena sinfonía de Beethoven en un concierto realizado en 1960 y que estuvo dirigido por el Maestro Manuel Simó. En 1957 interpretó a Alfredo en “La Traviata”, de Verdi, junto a Violeta Stephen y Tony Curiel, en la XV Semana Aniversaria de La Voz Dominicana, y en 1959 cantó “La Abominación de la espera”, de Ninón Lapeireta. En 1963 y 1964 volvió a hacer “La muerte de Cristo”, de José de Jesús Ravelo, estrenada con su participación en 1939, y en 1968 interpretó Sunhara, de Manuel Marino Miniño. Como profesor de canto, dejó su huella en todos aquellos que con ansias de superarse acudieron a él para recibir sus enseñanzas en la Academia de La Voz Dominicana o en el Conservatorio Nacional de Música, labor que realizó entre los años 1958 y 1986. Fue fundador de la Compañía Lírica Dominicana en 1963 y en 1974 de la Ópera Dominicana. El tenor de la media voz “perfecta, dulcísima y de tono agradable”, según el decir de Enrique de Marchena, falleció en la ciudad de Santo Domingo a sus 87 años de edad.

Fuente: https://eltrendeyaguaramas.blogia.com/2008/111403-rafael-sanchez-cestero.php

Rafael Sánchez Cestero

1922 Nace Félix Manuel Rodríguez Capó “Bobby Capó” en Coamo, Puerto Rico. Compositor, cantante y director orquestal que abarcó diversos ritmos de la música latina, su ingenio impregnó los repertorios de grandes artistas y formaciones orquestales. Sus inicios artísticos comprendieron participaciones en programas de aficionados y actuando como clarinetista en una banda escolar, a la edad de trece genera su primera composición y comienza su carrera en el afamado Cuarteto Victoria del maestro Rafael Hernández donde se encontraba “La gordita de oro” Myrta Silva, y donde se le conoció como “Bobby Rodríguez”. En Cuba hizo parte de la familia Sonora Matancera donde dejó nueve (9) grabaciones que fueron suficientes para entronizarse en el corazón de los cubanos, y lograr una creciente fama a nivel latino. Por intermedio suyo es que ingresa Daniel Santos a la institución matancera gracias al contacto que estableció con Manolo Fernández quien lo contrata en el año 1948.

Por otro lado, el maestro Capó se abrió paso por Nueva York actuando en la orquesta del catalán Xavier Cugat y a nivel latino lo siguió haciendo, laborando como solista, o al lado de figuras como el panameño Avelino Muñoz, el gran arreglista Ramón “Moncho” Usera, Tito Puente y otros cuantos más. Escudriñando su legado con más de dos millares de títulos, encontramos “Piel Canela”, “Sale el sol”, “El negro bembón”, “Las tumbas”, “El incomprendido”, “Llorando me dormí”, “Luna de miel en Puerto Rico”, “Monta mi caballito”, “Qué te pasa a tí”, “Ella no merece un llanto”, “Triángulo”, “El bardo”, “Pobre luna”, “Qué falta tú me haces”, el nostálgico “Sonando con Puerto Rico” y temas apropiados para esta época como “Aguinaldo navideño” y “De las montañas venimos”. Capó fallece a la edad de 67, el 18 de Diciembre de 1989 en la ciudad de Nueva York.

Bobby Capó

1927

Nace Emma Roger en Guanabacoa, Cuba. Cantante. Otra de las talentosas vocales que diera la isla de Cuba. Su inclinación por el canto inició como en muchos de los casos ya citados, a muy temprana edad. A sus doce años probó suerte en el famoso programa La Corte Suprema del Arte, con el atenuante de que por su estatura no pudo competir con otros participantes de su edad, así que participó en la categoría de mayores haciéndose a un honroso segundo lugar después de nadie menos que Manolo Fernández que apenas contaba con 18 años de edad a lo sumo. Con ganas de revancha, regresó a la competencia en el año 1943 obteniendo de esta manera el primer lugar y el título de “Estrellita naciente” que le abrió las puertas en los programas radiales de la radioemisora CMQ, la gran plataforma artística. De esta manera, continuó su carrera en el mundo de la radio, e integró un grupo musical llamado Las Modelos de Conde, propiedad de un fotógrafo cubano que abrió un importante estudio fotográfico en el que también preparaba modelos para desfiles de moda y sobre todo apariciones en escenario acompañándo espectáculos. En 1947 formó parte de una de las fastuosas revistas musicales que presenta Ernesto Lecuona en el Casino Nacional. Cuatro años después por recomendación del maestro Julio Gutiérrez, fue contratada por el gran maestro puertorriqueño Pepito Torres para cantar con su orquesta en la “Isla del encanto”. Así que se convirtió en la segunda mujer en cantar con una orquesta boricua, después de Ruth Fernández quien lo hiciera años atrás en la agrupación The Whoppee Kids. Emma fue la cantante de planta por muchos años de la Orquesta Siboney de Pepito Torres, grabando con ellos en cinco producciones discográficas. A su salida de esa agrupación, curiosamente la sustituyó otra cantante cubana, Carmencita Falgás. Aparecía con frecuencia en diferentes presentaciones televisivas y clubes nocturnos, y estuvo con la All Star band del maestro de la trompeta Mario Ortíz Sr. en el LP “On the road” (1963) junto a Paquito Álvarez, y otros valores como el pianista Mario Román, el percusionista Celso Clemente y el trompetista Elías Lopés. Ya semiretirada, continuó apareciendo en televisión y animó varios programas radiales de música cubana en tierras boricuas. Falleció a la edad de 82, el 19 de Diciembre de 2009 en la capital boricua.

Fuente: Díaz Ayala, Cristóbal. Enciclopedia Discográfica de la Música Cubana 1925-1960.

Emma Roger
https://www.youtube.com/watch?v=q4-X5TyQmj4

1931

Nace José Manuel “Manny” Oquendo en Williamsburg, Brooklyn, Nueva York, USA. Un día como hoy llegaba al mundo otro de los escogidos en el reino de la música afroantillana para ser un prodigioso de la percusión. Una carrera musical sin mácula cuyos dotes empezaron a aflorar desde niño tocando el pupitre de su escuela como una percusión. Profesionalmente inicia actividades con el sexteto de Juanito Sanabria, luego con los Hermanos Mercado, las orquestas de Carlos Medina, Charlie Valero y el Conjunto Batamú, desembocando en la gran orquesta de José Curbelo donde se comienza a hacer campo en el olimpo de los grandes músicos en la escena neoyorquina, lo que lo pondría al servicio de muchas de las importantes agrupaciones de esta época dorada de la música afroantillana en la gran manzana, entre ellas, la fabulosa orquesta de Tito Puente, la orquesta de Tito Rodríguez, Johnny Pacheco y su Charanga, La Perfecta de Eddie Palmieri, Azuquita y su melao, The Salsoul Orchestra, la orquesta de Bobby Paunetto, Mongo Santamaría, etc.

El 24 de Octubre de 1974 junto a Andy Gonzalez gestaron el Conjunto Libre, originando un sonido único, de innumerables éxitos y batallando entre las antiguas y nuevas tendencias. Este portentoso hijo del olimpo de la percusión vivió 78 años, muchos de ellos como figura de cartel en importantes producciones de la música latina desde la década de los setenta.

José Manuel “Manny” Oquendo

1951

Nace Andrew “Andy” González en Manhattan, Nueva York, USA. Contrabajista y director orquestal de gran protagonismo en las lides del jazz latino. El hijo de don Gerardo González y doña Julia Toyos, creció en lo más profundo del Bronx neoyorquino influenciado musicalmente junto a su hermano Jerry por su señor padre, quien cantaba con pequeñas bandas. Cuenta el mismo Andy en una entrevista, que su padre contrató a la orquesta de Claudio Ferrer para la fiesta del primer cumpleaños de su hermano Jerry. Así mismo, en su casa abundaban discos de orquestas del momento como Tito Puente, Machito, Tito Rodríguez y Cal Tjader. De ahí que brotara profundamente la vena de la música latina, recibiendo juntos sus primeras lecciones de música en el sistema de escuelas públicas de Nueva York. Comenzó escudriñando el violín, y despué en tiempos de escuela secundaria s se decantó por el contrabajo. Allí se asoció con un compañero vibrafonista llamado Andy Langston con quien conformó una pequeña agrupación llamada “Andy Langston Quintet”, y después junto a Llewellen “Lew” Mattews formaron parte de la agrupación Latin Jazz Quintet junto a Jerry, su hermano en las congas. Actuó junto a su padre en las montañas Catskills para el combo de Agustín “Augie” Meléndez sin dejar grabación alguna, pero si muchas presentaciones en las llamadas “villas”.

Tras realizar sus estudios de secundaria y formarse en la Music And Arts High School, estudió con el bajista Mike Swallow, y para 1967 surgen sus primeras grabaciones junto a Monguito Santamaría, hijo del maestro Mongo Santamaría. Figuró en las producciones “En la cima” (1967), “Hey sister” (1968) y “En una nota” (1969) antes de unirse a la orquesta de Ray Barreto en reemplazo del bajista Mike Amitin. También, junto a su hermano, mas Nicky Marrero, “Patato” Valdés y el gran Dizzy Gillespie, quien le abrió la puerta triunfal del jazz, registró la producción “Portrait of Jenny” la cuál se originó con el único fin de ensayar un equipo de grabación. Por esta época, totalmente influenciado por los bajos de Israel López “Cachao” y Bobby Rodríguez, comenzó a amalgamar y a albergar músicos en el sótano de su casa, el cuál había acondicionado como estudio. En dicho sótano, se desarrollaron los primeros ensayos de la orquesta del vibrafonista Bobby Pauneto, los primeros brochazos del naciente Conjunto Libre que fundó junto al hoy también recordado maestro Manny Oquendo, y el Grupo Folklórico y Experimental Nuevayorquino. La grandeza jazzística de Andy tanto como la de su hermano, lo situaron al lado de rutilantes figuras como Tito Puente, Eddie Palmieri, Astor Piazzolla y The Fort Apache Band, agrupación que dirigió junto a su hermano quien merece otro capitulo aparte. Ha empleado los últimos tiempos en trasladar su enseñanza a los nuevos músicos jóvenes, a pesar de ser atacado por la diabetes contra la que ha luchado como un auténtico guerrero. Tristemente, falleció el 09 de Abril de 2020 en la ciudad de Nueva York, a sus 69 años.

Andrew “Andy” González

1954

Nace Héctor “Cuqui” Viveros Escalante en Buenaventura, Valle del Cauca, Colombia. Vocalista que hizo  parte de la nómina inaugural del Grupo Niche en 1979 para la recordada primera producción “Al Pasito” prensada para Discos Daro. Allí “Cuqui” completó la trilogía vocal junto a Jorge Bassan y Saulo Sánchez, y al lado de su hermano Wilson “Coco” Viveros quien fungía como percusionista, Francisco “Kiko” Fortich el bajista, Hernando Sepúlveda al piano, Adolfo Castro en la trompeta, Alexis Lozano en el trombón y el gran Jairo Varela interpretando la flauta, cuando era conocido como “Pitiyé”.

También actuó con la Orquesta Los Caribes del maestro y cantante Luis Nuñez, trabajó con la orquesta Los Tupamaros de Fernando Jaramillo, estuvo presente en la Orquesta Internacional Los Niches con el payanés Gustavo Rodríguez, y en otras orquestas del panorama musical colombiano de las dos últimas décadas. Dedicó sus últimos años al bolero junto al Grupo Musical Boleoro de Carlos Córdoba, y participó en el homenaje que se le rindió a Celia Cruz en el Festival Mundial de Salsa. Falleció el 05 de Febrero de 2016 en la ciudad de Cali.

Héctor “Cuqui” Viveros Escalante

1983

Fallece Rosendo Ruíz Suárez en La Habana, Cuba. Una de las principales figuras de la trova cubana que se desenvolvió como excelente compositor y guitarrista. Era padre del gran músico y compositor Rosendo Ruíz Quevedo, conocido como Rosendo Ruíz Jr quien fuera un auténtico heredero de su prosapia musical y postreramente difusor del ritmo Cha cha cha. Su primera composición, “Venganza de amor” nace el el año 1902 estrenada en el legendario Teatro Martí de La Habana por el entonces famoso cantaor José Parapar “El galleguito”, tiempo después la gran María Teresa Vera se convierte en la primera en llevar al fonógrafo una canción de este maestro: El título “Tere y Gela” en un dúo que conformó esta precursora de la vieja trova cubana junto a Rafael Zequeira. A partir de la segunda mitad de la década de los años veinte funda diversas agrupaciones como el Cuarteto Cuba y el Trío Habana, hacia 1936 conformó también el radialmente exitoso Trío Azul; recibe en Sevilla, España un Diploma de Honor gracias a sus creaciones musicales. Un legado al que mucho le tuvieron que agradecer artistas como Julio Cueva, Guillermo Portabales, Paulina Álvarez, Adolfo Guzmán, Abelaro Barroso y otras glorias de la música popular cubana. Entre sus reconocimientos se encuentra un Diploma de Honor que recibió en la Exposición Internacional de Sevilla, España por su ingenio musical y ser nombrado Presidente del Fórum de la Trova celebrado en la Biblioteca Nacional de Cuba José Martí. Fue un prosélito del reconocido “Padre del bolero” José “Pepe” Sánchez, y a su vez se convirtió en referente de la trova cubana, guiando e instruyendo a otros famosos trovadores a través de su experiencia y a través de su manual llamado “Estudios prácticos en la guitarra: Sistema de acompañamiento” que ha resultado una herramienta de gran utilidad para otros guitarristas cubanos.

De su legado lleno de riqueza compositiva, rescatamos otros títulos como “Falso Juramento”, “El cantío de mi gallo”, “Mi Cuba bella”, “A Santa Clara me voy”, “Llanto del corazón”, las famosas guajiras “Junto a un cañaveral” y “Nostalgia guajira”, la rumba “Pimienta y sal”, los sones “Se va el dulcerito”, “Mirame y no me comas”, “Tápame que tengo frío”, “En cubita se goza” y “Contigo no bailo más”, las guarachas “Liborio”, “Borrón y cuenta nueva” el himno “Redención” y los boleros “Dame un beso”, “Que te ayude Dios”, “Dichoso y felíz”, “Naturaleza”, “Amorcito criollo”, “Te quiero así”, “No vivo sin tí” y “Los días de mi vida”. Había nacido el 01 de Marzo de 1885 en Santiago de Cuba.

Rosendo Ruíz Suárez

2004

Fallece Víctor Manuel Avilés Rojas “Vitín Avilés” en Nueva York, USA. Excepcional cantante y director de orquesta cuya formación musical empírica que alternaba con el oficio de barbero, la traslado en su adolescencia y en tiempos de aficionado a la emisora local WPRA de su tierra natal donde llegó a ganarse el mote de “Mojiquita”, al compararse su voz con la del famoso tenor mexicano José Mojica. Profesionalmente debuta a sus 19 años, en 1943 con la Orquesta Hatuey del pianista William Manzano (donde también debutó su paisano el cantante Frank Souffront y se encontró con su otro paisano Efraín “Mon” Rivera); llega después a la orquesta “Anacaona” del cubano Adbías Villalonga, y establecido en San Juan se une al colectivo del gran trompetista Miguelito Miranda donde coincide una vez más con Santos Colón. Allí surgen sus primeras grabaciones plasmadas en placas de 78rpm con la guaracha “La televisión” donde sus autores Tony Fergo y José Carbo Menéndez anunciaban la llegada del que se llegó a considerar en la época como “El máximo invento del siglo”.

En 1946 se asentó en Nueva York donde conoce al bailarín y director orquestal habanero Jacinto Campillo “Pupi Campo” quien lo recluta como cantante de planta en aquellas producciones donde figuraban “caballos” como Tito Puente, Joe Loco, José Madera y Al Escobar. Durante los años venideros su voz acompaña a muchas noveles agrupaciones de la escena latina en la plaza neoyorquina. Algunas de ellas fueron los Lecuona Cuban Boys de Armando Orefiche, el Cuarteto Marcano, la orquesta del trompeta Eduardo Forestier, las de Carlos Varela, Xavier Cugat, Machito, Enric Madriguera, José Curbelo, Tito Puente, René Hernández, el Sexteto La Playa, Ray Barreto, y la tribu de Tito Rodríguez donde, junto a Marcelino Guerra conforma una pareja de coros sencillamente espectacular. Llegados los años 60’s y con ellos el boom de la Pachanga, se une al colectivo de Charlie Palmieri y su Charanga La Duboney en la producción donde estuviera Johnny Pacheco. Posteriormente se une a la orquesta de Noro Morales donde nos deja -entre muchos éxitos- la inmortal versión de “Papa Boco”, luego actúa junto a la orquesta de Moncho Usera, y para el mes de Octubre de 1964 en un gran gesto de Tito Rodríguez, este le cede su orquesta para grabar toda una producción discográfica (así como lo hizo con nuestro barranquillero Nelson Pinedo). Surgía la producción “Tito Rodríguez presents… Vitín Avilés”.

Tras formar su propia agrupación o aparecer como solista para las rúbricas Seeco y Musicor llega la década de los 70s donde graba con Steve Hernández y su Orquesta Latinoamericana, y regresa con la orquesta de Charlie Palmieri donde se anota hits como “La hija de Lola”. Ya involucrado de fondo en las lides bolerísticas deja éxitos para la posteridad bajo el sello Alegre, donde se suscitó la polémica de la similitud de estilos con Tito Rodríguez. Haciendo caso omiso a toda especulación continuaron su fraterna amistad hasta la muerte de Tito, y por el lado musical siguió grabando como solista, y después aportando en la sección de coros con producciones de otros artistas. Lo recordamos también en una faceta más “salsera” con la producción “Vitín Avilés con la Súper Orquesta Venezuela” grabada en Caracas donde actuaron también los vocalistas Nelson Alizo y el barranquillero Nelson Pinedo. Hasta su deceso, acaecido a la edad de 79, dejaba un registro de más de 50 álbumes como cantante estelar y un récord de más de 100 agrupaciones en las que intervino como corista. “El cantante del amor” había nacido el 30 de Septiembre de 1924 en el barrio Mayagüezano de San Silvestre, en Puerto Rico.

Vitín Avilés

2015

Fallece Neé Emilia Pérez Castellanos “Ninón Sevilla” en Ciudad de México. Actriz y bailarina cubana que se constituyera en gran protagonista de la época dorada del cine mexicano. Sus pasos talentosos inician en su adolescencia cuando se integra al coro de un pequeño conjunto en el cual hacía de cantante y actríz visitando diferentes escenarios cubanos. Llegó a tierras mexicanas en el año de 1946 donde conquista foros mexicanos y es descubierta por el productor de cine Pedro Arturo Calderón, quien la hizo debutar en “Carita de Cielo” desempeñando un papel secundario.

Se consagra como estrella del Séptimo Arte tras protagonizar más de 20 películas, entre ellas “Pecadora” (1947), “Señora Tentación”, “Coqueta” y “Revancha” (1948), “Aventurera” (1949), “Sensualidad” y “Víctimas del Pecado” (1950), “Mujeres Sacrificadas” (1951), “Llévame en tus Brazos” (1953), “Mulata” (1954), “Club de Señoritas” (1955), “Yambaó” (1956), “Maratón de Baile” y “Mujeres de Fuego” (1957). Fué considerada “Reina de las rumberas” además de ser impulsora del ritmo del Mambo por medio del baile y sus grandes actuaciones, ocasionando también la llegada de Dámaso Pérez Prado a México. En la pantalla chica hizo parte del reparto de telenovelas como “Rosa Salvaje” (1987), “La usurpadora” (1998), “Rosalinda” y “Tres mujeres” (1999), Entre el amor y el odio” (2002) y “Qué bonito amor” (2012). Fue considerada una de las actrices más famosas de todos los tiempos en la pantalla grande, falleció a la edad de 93 años. Había nacido el 10 de Noviembre de 1921 en La Habana, Cuba.

Ninón Sevilla

2017

Fallece Guillermo Enrique Morales Portillo “Memo Morales” en Caracas, Venezuela. Transcurridas las primeras horas del primer día del año 2017 nos sorprendió con la partida de este gran gitano maracucho al que no dejaremos de recordar. En una tragedia que nos recordó a la acaecida en enero de 1975, donde se produjo su partida de Victor Piñeros producto de un fulminante ataque cardíaco en plena presentación, similares circunstancias produjeron la despedida eterna del maestro Memo, con el atenuante de que a él se lo lleva un fulminante infarto en plena presentación para el Show de Fin de Año en la Hermandad Gallega en Caracas, Venezuela.

Este gran “Gitano maracucho” firmó muchos de los éxitos de la Billos Caracas Boys de grata recordación en el público latino, recordando aquella impresionante dupla con Cheo García. Previamente había dejado huella también con instituciones como las de Luis Alfonzo Larraín, Pedroza y sus caciques, Los Hermanos Salanís, hasta su llegada a la Billos el día 01 de julio de 1964. Posteriormente se vinculó a la agrupación Los Solistas, la Orquesta La Nuestra, y en 1984 junto a Cheo García formaron su propia banda que duró diez años hasta la muerte de Cheo, pero que renació bajo la conducción de su hijo Guillermo Morales Jr. Morales nace el 06 de Abril de 1937 en Maracaibo, Venezuela.

SEGUIMOS BATALLANDO EL SON.

ESCRITO: JHONNY VELÁSQUEZ REYES

EDICIÓN: ANGELINA MEDINA QUIROGA

SECCIÓN ORIGINAL DE HERENCIA RUMBERA RADIO

LIMA – PERÚ

ENERO 2021

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *