UN DÍA COMO HOY… 01 DE ABRIL

1893

Nace Eusebio Delfín Figueroa en Cienfuegos. Compositor, guitarrista y trovador. En sus inicios oficiaba como contador, llegando a dirigir el Banco Comercial. Contrajo nupcias con la hija del magnate del ron cubano, don Emilio Bacardí, aprendió música bajo la tutoría de diferentes profesores como Fernando Barrios y Vicente Sánchez Torralba, para luego trasladarse a La Habana donde ejerció su actividad artística y prosperó en el mundo de los negocios.

Pudo realizar diferentes dúos con artistas como Rita Montaner, o interpretar sus creaciones como solista, sirviéndose de la música como actividad benéfica para recaudar fondos a favor de obras públicas en su natal Cienfuegos. Delfín se convirtió en un artista que ganó adeptos principalmente por la aristocracia y la alta alcurnia, musicalizó numerosas obras de diferentes poetas pero jamás lo hizo con las propias, pues lo consideraba incorrecto. Entre algunas de sus obras encontramos “Aquella boca”, “Cabecita rubia”, “El pobre Adán”, “El beso cautivo”, “Migajas de amor”, “Ansias locas”, “La guinda”, “Ansia”, y como obra cumbre el título “Y tú qué has hecho?” conocida en México como “En el tronco de un árbol”. Se dice que su última composición surgió en 1936, la tituló “Nunca más”, y efectivamente, por razones desconocidas, no volvió a componer nunca más. Como apunte histórico, decimos que Delfín fue uno de los primeros en grabar placas de 78 rpm, sus últimas presentaciones en público se remontan hacia 1956 acompañado del dúo de las Hermanas Martí, donde sorprendió a todos con su gran voz de barítono. El aristócrata de la guitarra y talentoso compositor fallece el 28 de Abril de 1965, veintisiete días después de cumplir 72 años.

Eusebio Delfín Figueroa

1911

Se inaugura la Escuela Municipal de Música de La Habana, que había abierto sus puertas el 02 de Octubre de 1903 bajo el nombre de la Escuela O’Farrill de Música bajo la dirección de Guillermo Tomás, y que más tarde, en 1935 pasó a llamarse el Conservatorio Municipal de Música de La Habana, dirigido en 1936 por Amadeo Roldán, y a la muerte de este en 1939, para la siguiente década es dirigido por Diego Bonilla ya denominado como Conservatorio Amadeo Roldán. Dicha institución ha publicado diferentes magazines musicales y ha patrocinado orquestas y diferentes grupos corales, sin contar la gran cantidad de maestros y artistas que pasaron por sus aulas.

Escuela Municipal de Música de La Habana

1916

Nace Arturo Clenton en La Boca, Panamá. Compositor y violinista. Vivió en Cuba desde los cuatro años de edad con su familia, trabajó como sastre mientras estudiaba música de la mano del profesor Pablito Rodríguez y luego ingresó al Conservatorio Félix Ernesto Alpizar donde aprendió violín con el profesor Casimiro Zertucha. También hizo su formación en la Sociedad Cubana de Compositores y la Academia de Formación Profesional. Tocó con diferentes bandas cubanas y ha dejado como legado autoral los danzones «Rescatando el corazón», «La gruta es así», «El escrupuloso», «Melodía de la juventud»; los boleros «Y me gustas tú», «Dos perlas»; y las sinfonías «Prestidigitación» y «Fragmentos del futuro». Es padre del cantante del mismo nombre, que estuvo con el Grupo Monumental.

1920

Nace Fernando Valadés Lejarza en Mazatlán, Sinaloa, México. Compositor, pianista y bolerista. El cuarto hijo de la unión entre don Carlos Valadés y doña Esther Lejarza quien desde temprana edad por un accidente doméstico adquiere una enfermedad que le inmovilizó las piernas y lo obligó a usar muletas definitivamente, inicia su carrera creativa a los 18 años de edad con la canción «Te diré adiós» ya estrenado como padre junto a su esposa Lucila Valdés, unión que dejó trece (13) hijos. Al fallecimiento de su señora madre en 1959 creó la pieza «Por qué no he de llorar» donde se reflejó su personalidad como compositor dando luz al verdadero sentimiento que inspira a escribir canciones. Dicha canción tuvo garantizado el éxito al ser grabada por la RCA Víctor Mexicana por mediación del señor Mariano Rivera Conde, su amigo y personaje influyente en la discografía mexicana.

Así mismo a su inspiración llegaron piezas como «Asómate a mi alma», «Regalo del cielo», «El diccionario», «No perdamos tiempo», «Mi última carta», «Ansias de amor», muchas de ellas acogidas por artistas y agrupaciones colombianas, tierra con la que tuvo alto grado de afinidad ya que estuvo presente en poblaciones como Cali, Armenia, Barranquilla, Medellín y Bogotá en los años sesenta. En su ingenio también tuvo espacio para dedicar canciones a nuestro suelo colombiano, muestra de ello son las piezas «Caleñita mía», «Mi adorada pastusita», «Orquídeas de Medellín», «Bugueña», «Bogotana querida», «La novia barranquillera» y «Mujercita bumanguesa». Tras la penosa enfermedad que atravesaba su esposa, Valadés entró en una concóidea depresión que lo redujo a la mínima expresión, falleciendo así a los 58 años de edad una fecha como hoy hace cuarenta años, tres meses antes que su esposa Lucila, cuyos restos mortales descansan a su lado en el Panteón Jardín de México.

Fernando Valadés Lejarza

1921

Nace Antar Daly en Pueblo Nuevo, Matanzas, Cuba. Cantante, compositor y percusionista. Fue uno de los integrantes de aquella legión de músicos cubanos, especialmente matanceros, que partió hacia México en la década de los años cuarenta. Allí granjeó su carrera como músico y compositor, actuando con orquestas como las de Ramón Márquez Carrillo, la orquesta del músico chileno radicado en México, don Juan S. Garrido, y el Conjunto de Justi Barreto. Iniciada la década de 1950 desemboca en la ciudad de Nueva York en plena fiebre del mambo, se ingenia un ritmo al que se conoció como «Batiri». De este nombre, forma su propio conjunto musical, Antar Daly y su Conjunto Batiri, dejando grabados una serie sencillos para el sello Verne, y respaldado por algunos músicos de la Orquesta de Machito y sus Afrocubanos. De estos registros recordamos los temas «Tin tin ton/Campanero» -popularizado después por José Mangual Jr.-; «Bomboree»; su versión de «La toalla» de Ernesto Duarte Brito; «Agua pa’ mi» de Estanislao Serviá; y «Mambí», tema de su autoría, que años más tarde hiciera Armando Sánchez y su agrupación Son de la Loma, y lo titulara como «Negro Mambí».

Antar Daly colaboró con otras causas musicales, estuvo con la Charanga Duboney de Charlie Palmieri en el famoso disco «Pachanga at the Caravana Club» poniendo su voz en los cortes «Ritmo charanga», «Palmieri y La Duboney» -a dúo con Felo Brito-, «El brinco loco» y «Como bailan la pachanga». También apareció en los coros de la agrupación de Justo Betancourt, y en el Conjunto Son de la Loma de Armando Sánchez. Pero su aporte fue mayor en el campo autoral, inspirando piezas como «Juntémonos de nuevo» grabada por la Supertípica de Estrellas de Gonzalo Fernández; «Mambo batiri» por el Sexteto La Playa o la Orquesta El Sabor de Nacho Sanabria; «Yo soy el merenguero» por Tito Puente, «Beerebee cum bee» por Graciela Grillo con Machito y sus Afrocubanos; «Mi sombrero cubano» grabado por el Sexteto La Playa, la Antobal’s Cuban All Stars, con la letra en inglés de Marión Sunshine; «Cuca la loca» por Bienvenido Granda, Pupi Legarreta o Willie Rosario; «Aguanilé» o «Mucho guaguancó» por Johnny Ventura y su Combo;»Babarabatiri» por Tito Puente o Benny Moré con Pérez Prado; y otras de no menor importancia como «Pueblo Nuevo», «Arroz con pollo», «Lágrimas y tristezas;» «Kiniqua», «Yo soy el guaguancó», «Tri tri tro tro», «Omioki», «Bobolokoiqui», «Bommayé», «El Guateque de Chombo», «Implorando perdón», entre otras. Antar Daly fallece el mes de Agosto de 1983 a sus 62 años en la ciudad de Nueva York, USA.

Fuentes: Discografía de Antar Daly

Antar Daly

1927

Nace Ignacio Carrillo «Mazacote» en Guanabacoa, Cuba. Cantante y compositor. A través de su vida se supo hacer fuerte en la época dorada de los casinos y cabarets habaneros. Su primera experiencia musical la tuvo con el Conjunto Supremo de Berto Ramos junto a José Calvo Cueras. Desde allí supo encarrilar su carrera musical como cantante, actuando con agrupaciones del talante del Conjunto Bolero de Enrique Pérez Poey, el conjunto de Félix Chapottín y sus Estrellas, y la Orquesta de Luis «Neno» González. Durante una década brilló con el conjunto de Chapottín popularizando temas como «Olla olla», «Nicolás corrió», «Cuéntame de tí», «Vida y besos», «Che-che», y «Muere una ilusión», para llegar en 1960 a la institución de «Neno» González donde le dio voz y color a temas como «Lunita redondita», «El molote», «El sazón de tus frijoles», «Viejo celoso» y «Se secó el manantial».

Tras el éxito del documental de Buena Vista Social Club de Wim Wenders, «Mazacote» era una de las muchas figuras olvidadas, y gracias a ello, regresó a los escenarios con un proyecto llamado La Sonora Cubana con el que hizo viajes regulares a Europa en varios festivales internacionales de música del mundo, la salsa y la cultura afrocubana. En el año 2001, obtuvo un gran éxito con liderando una agrupación, en la producción «De Profesión… Sonero» lanzada para el sello Envidia Records, donde estuvo acompañado por un formato de septeto, casi todos integrantes del célebre Septeto Matamoros, llegando a convertirse el tema «Muere Una Ilusión» en un gran éxito, y obteniendo el premio a la mejor producción de música tradicional cubana en el certamen Cubadisco. Posteriormente, aparece su producción «El figurón» que resalta temas como «Soy de Buenavista», «Oye Sambullo», «Hoy sé más», «Déjamelo ahí», «Tu y yo», «No comas más bombón» y «Frutas del Caney».»Mazacote» ha compartido escenario, entre otros, con Ibrahim Ferrer y el ensamble Afrocuban All Stars de Juan de Marcos González. Falleció el 27 de Diciembre de 2020 a sus 93 años.

Ignacio Carrillo «Mazacote»

1928

Nace Eduardo Ramos Saavedra en Guanabacoa, Cuba. Director, compositor e instrumentista. Dominaba el corno, el bombardino, el figle y la trompeta, e inicia su formación musical en la Academia Municipal de Guanabacoa bajo la tutoría de Gerardo Guanche. Luego hacia 1942 ingresó a la Banda Juvenil de Guanabacoa en calidad de trompetista, posteriormente pasó a la Banda de la Policía Nacional donde interpretó el figle y ascendió a la Banda del Estado Mayor del Ejército. Hacia los años sesenta fundó su propia banda en Guanabacoa hasta desembarcar a tierras soviéticas donde continuó formándose en dirección orquestal en el Conservatorio de Kiev.

También encabezó la Orquesta Sinfónica Nacional de Cuba, la Orquesta del Ballet Nacional y otras orquestas Sinfónicas más en diferentes provincias de la antilla mayor, incluyendo también la del Teatro Nacional, la de Música Moderna de Las Villas y Camagüey, y la del Instituto Cubano de Radio y Televisión (ICRT). Fuera de la Isla dirigió otras como las de Corea, y en ciudades soviéticas. Participó en distintos eventos nacionales como Director Orquestal y Compositor, dirigió y fundó el Consejo Nacional de Cultura de La Habana, el Departamento de Bandas Sinfónicas, presidió la Comisión Nacional de Evaluación de Bandas y Orquestas Sinfónicas del Ministerio de Cultura, y ejerció distintos cargos en la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC). Como compositor, su obra consta de música de cámara, música infantil, danzones, y música para orquestas sinfónicas.

1940

Nace Rafael Valenzuela Álvarez «Rafi Val» en Ponce, Puerto Rico. Percusionista y compositor protagonista de la escena salsera que se desarrollaba en el Bronx neoyorquino. Sus padres don Rafael Valenzuela Sr. y doña Julia Álvarez le dieron su bendición para incursionar en el mundo de la música, aprendiendo los secretos de la percusión cubana y formándose en intrumentos percusivos en la Escuela Libre de Música. Para 1964 debuta profesionalmente en el Conjunto Bombón de Luis Pérez, antes de marcharse a la Costa Oeste de los Estados Unidos donde hizo parte de un grupo de jazz latino patrocinado por el gran maestro Cal Tjader.

Ya enclavado en el Bronx neoyorquino, y en el fervoroso movimiento salsero que allí se desarrollaba, se asocia al trompetista y arreglista José Febles para hacer surgir la Orquesta La Diferente en el año 1969, agrupación que contó en sus filas con vocalistas como Héctor «Tempo» Alomar, el dominicano Pablo Cantí, Ray de La Paz, Héctor «Cucho» Roche e instrumentistas de la calidad de los saxofonistas Mario Rivera y José «Chombo» Silva, el bongosero Cruz de Jesús «Chino», el conguero Eddie Montalvo, el percusionista Ángel «Cachete» Maldonado, el bajista Danny Rosado y el tremendo piano de Gilberto «El pulpo» Colón. Grabaciones para el recuerdo nos dejó «Rafi Val y la Diferente» prensadas para el sello Vaya Records, y años después editadas por el sello Fania. Fruto de esto llegaron éxitos como «El bardo», «A mi nena», «Faluking», «Monina y Ramón», «La sociedad», «Se acabó el bembé», «Olla-ya», «Devoradora», «Ahí na’ ma» y «El cantor»; piezas que sobreviven en el recuerdo del buen salsero. Aunque el imperio «Fania» lo privó de muchas oportunidades y muchas presentaciones, logró hacerse nombre entre los buenos músicos del ambiente neoyorquino. Recordamos su lamentable pérdida con 44 años de vida y en circunstancias crueles que no quisieramos traer a colación.

Rafi Val

1946

Nace Caridad Cuervo Pedroso en La Habana, Cuba. Estelar cantante, y gran cultivadora de los ritmos populares cubanos como la guaracha. Su trayectoria musical comienza a muy temprana edad, para cuando tenía seis años de edad fue reconocida como la gran revelación infantil, a tal punto que logra actuar junto a Celia Cruz quien le expresó su admiración. No tardó en tomarse la radio cubana con sus presentaciones en Radio Mambí, Radio Progreso y CMQ, además de conquistar los centros nocturnos y cabarets que ambientaban la escena cubana, principalmente el Tropicana donde hizo parte importante del elenco por casi toda su vida.

En materia discográfica, grabó su primer larga duración en 1958 para el sello Panart, y estuvo vinculada con los Conjuntos de Yoyo Casteleiro, Estrellas de Chocolate, Severino Ramos, la orquesta de Silvio Contreras y el Conjunto Caney con el que realizó numerosas grabaciones para la EGREM. Su fama se extendió por México, Norteamérica y Sudamérica, por desgracia para nuestra música un mortal derrame cerebral nos privó de tenerla por más tiempo, falleciendo con tan solo 52 años de edad.

Caridad Cuervo Pedroso

1961

Nace Antonio Vázquez Ponce «Toñito Vázquez» en Salinas, Puerto Rico. Trombonista. Hijo de Antonio «Tito» Vázquez y Angélica Ponce Castaing, Mrs. Ponce.  Su hermano, Víctor Vázquez es también un destacado trombonista. Su formación musical se inició temprano porque desde niño demostró poseer destrezas musicales. Su primer instrumento fue una conga, amaba la percusión para ese entonces. Poseedor de un gran oído musical, traía en sus genes lo de músico por la influencia de su padre, quien se destacó como trompetista. Recibió sus primeras lecciones musicales cuando apenas estaba en la Escuela Elemental en Salinas, bajo la tutela del profesor Luis Lorenzi Jr.

Su primera experiencia como músico fue con las Batuteras de Salinas dirigidas por Aída L. Martínez.  A los 14 años de edad incursiona con la Orquesta Segunda Parte de Salinas como trombonista, misma que vio nacer la voz del cantante Antonio «Toñito» Ledée.  En el 1977, realiza su primer trabajo discográfico con la Orquesta de Chamaco Rivera. Durante las grabaciones, lo conoce el profesor y trompetista guayamés, Elías Lopés, quien lo recomienda al profesor Thompson del Conservatorio de Música de Puerto Rico. Este le concede una audición y lo refiere de inmediato al profesor Morla de la Escuela Libre de Música de Hato Rey. Por la sobresaliente ejecución realizada en la audición, fue aceptado de inmediato y eximido del exámen de ingreso a dicha institución. Fue en la Escuela Libre de Música Ernesto Ramos Antonini donde comenzó a recibir la educación y formación musical con el profesor Antonio Salcedo Corpas. En el 1979 se gradúa de cuarto año, obteniendo altos honores, tanto en el área académica como musical. Ingresa al Conservatorio de Música de Puerto Rico donde obtuvo un bachillerato en Educación Musical. Es reconocido hoy por hoy como uno de los mejores en su instrumento, bautizado por los grandes músicos boricuas como el «Trombón Nacional».

Ha viajado el mundo llevando las banderas de Puerto Rico y de Salinas en alto. Su talento y su contagiosa alegría son reconocidos en todos los países que ha visitado. Su vida discurre mayormente en los estudios de grabación. Ha grabado más de 100 discos con diferentes orquestas y artista boricuas e internacionales. Entre los más destacados están: Fania All Stars, El Gran Combo, Bobby Valentín, Tito Puente, Pedro Rivera Toledo (Especiales de Navidad del Banco Popular), Juan Luis Guerra y su 440, Ismael Rivera, Larry Harlow, Eddie  Palmieri, Pleneros del Quinto Olivo, Tommy Olivencia, Tito Rojas, Roberto Roena, Descarga Boricua, Oscar D’ León, Víctor Manuelle, y Gilberto Santa Rosa.

Fuente: Encuentro Al Sur. Diario Colectivo Experimental. Ediciones Abeyno. Salinas, Puerto Rico. Disponible en: https://abe-yno.com/2016/04/01/tonito-vazquez-el-trombon-nacional-jossie-alvarado/

Toñito Vázquez

1968

Fallece Justo Ojangurén Lejarriturri en La Habana, Cuba. Pianista, compositor y pedagogo español quien se estableciera en la isla de Cuba hacia 1920 para conquistar grandes logros como fundar la Academia de Canto y Piano, la Coral de Matanzas y su Catedral, el Coro Vasco-Cubano del Instituto de Segunda Enseñanza y la Coral de la Sociedad Matanzas Tennis Club. Otra de las grandes personalidades que llegaron del viejo continente a dejar un legado en el ambiente musical cubano, había nacido el 05 de Agosto de 1890 en Villa de Durango, Vizcaya, España.

1984

Fallece Electo Rosell Horrutinier «Chepín» en Santiago de Cuba. Violinista, compositor y director musical que recibe sus primeras lecciones musicales por parte de don José Rossell, su padre, y consecuentemente haciendo del violín su carta de presentación trabajando con la Compañía teatral de Arquímedes Pous y participando en las proyecciones de cine mudo en el naciente Teatro Cuba. Estudió en la Academia Municipal de Bellas Artes donde tomó clases de teoría, solfeo y violín de la mano de los maestros Ángel Castilla y Ramón Figueroa. Su primera composición, el bolero «Mis anhelos» nace cuando tenía apenas 16 años de edad.

Con el gran auge de las jazz band en Cuba, se asocia con su dilecto amigo Bernardo Chovén Villalón para formar a partir de 1930 una agrupación que nace como un cuarteto, luego se amplió a un sexteto con el nombre de Oriente Jazz, y finalmente en 1932 se convierte en la orquesta «Chepín Choven and His Boys» que para fines de ser más reconocida popularmente se conoció como la Orquesta Chepín-Chovén, una big band cubana con una sección de Violín, piano, contrabajo, trompetas, dos saxofones y la sección percusiva. Fueron la sensación en su momento para la Cadena Oriental de Radio Cubana interpretando Danzones, Pilones, Guarachas, Boleros, y ritmos cubanos. Tras dividir su rumbo con Chovén, reestructuró la agrupación tomando el nombre de Chepín y su Orquesta Oriental, que marcara los inicios del emblemático sonero Ibrahím Ferrer y un paso exitoso de figuras como Manuel Licea «Puntillita» y Carlos Quintana. Entre sus creaciones encontramos otros boleros como «Elba» y «Murmullo», la guaracha «El platanal de Bartolo» y clásicos del danzón como «Diamante negro», «Bodas de oro» y «La reina Isabel».

Electo Rosell Horrutinier «Chepín»

1992

Se funda en la ciudad de Cali, Colombia la Orquesta Canela dirigida por María Fernanda Múnera y don Álvaro Cuervo Villafañe. Dicha agrupación contemplada como una orquesta netamente integrada por mujeres, debuta a poco tiempo de nacida en el Primer Festival de la Cerveza en Cali al lado de otras grandes agrupaciones. Siete meses después de su florecimiento graban su primera producción discográfica con la dirección musical de Cuervo Villafañe y el maestro José Aguirre, y en la Feria de Cali del mismo año se alzan con el primer premio como mejor orquesta revelación.

Ya con más de 25 años de trayectoria, la agrupación ha recorrido otras latitudes, especialmente las tierras mexicanas donde recibieron tres veces consecutivas en años recientes (2014 a 2016) el premio a Mejor Orquesta Femenina Internacional otorgado por la organización América Salsa Awards. La nómina actual de la agrupación está compuesta por Diana María Chicaiza, Alejandra Triviño, Vanessa Grisales y Diana Lorena Sánchez (cantantes); Belly Betancourt (bongó), Angie Marcela Navia (timbales), Inés Ospina (conga), Olga Domínguez (piano), Katherin Delgado (bajo), Diana Yesenia Soto (trompeta), Daniela Yusti (saxo), Eliana Cañas (saxo), y Delfy Asprilla (trombón). Larga vida a la Orquesta Canela!

Orquesta Canela

2011

Fallece Efraín Loyola en Cuba. Gran flautista cienfueguero y miembro fundador de la Orquesta Aragón. En pleno furor del danzón y el danzonete, son estas dos corrientes musicales las que atraen a nuestro invitado, iniciando estudios musicales hacia mediados de los años veinte, y debutando profesionalmente en el Sexteto Los Naranjos hacia 1928. Acoge la flauta como su instrumento característico hacia 1937 cuando estrenaba su primer danzón titulado “Lluvia de amores”. Por esta época transitó por distintas agrupaciones como la orquesta de Tomasita la O, la orquesta de Pedro Calvo, las agrupaciones de Alfaro Pérez, Joseíto Fernández, Francisco Fellove, la orquesta La Brillante, la Fantasía de José Ramón, y la orquesta de planta de la famosa academia de baile Marte y Belona en la época donde se gestaba la moda de los cabarets.

Hacia 1939 más exactamente en Cienfuegos junto al contrabajista Orestes Aragón configura una formación charanguera que se denominó La Rítmica del 39. Con posterioridad, tras una presentación en la radio CMHJ, el locutor Humberto Duarte la bautiza como Rítmica Aragón, y finalmente se convierte en la eterna Orquesta Aragón. Loyola se mantuvo allí hasta 1954 como el iniciador de una historia dorada en torno a la flauta en las orquestas charangueras, historia que continuó Rolando Lozano y después Richard Egües. Por su parte, Loyola conformó su propia orquesta el 10 de Mayo de 1954, sirviendo a la vez de institución para otros músicos y por ende, otras agrupaciones musicales. Gran maestro y ser humano a toda prueba, Hijo Distinguido de Cienfuegos, convertido en uno de los flautistas más representativos y longevos de la isla, había nacido el 16 de Diciembre de 1916 en Cienfuegos, Cuba.

Efraín Loyola

2016

Fallece Candita Batista Batista en La Habana, Cuba. Cantante camagüeyana, conocida como «La vedette negra de Cuba». Iniciaba su carrera artística a la edad de 16 con la Orquesta La Especial bajo la dirección de Victor Agüero Boza –su primer esposo del cuál enviudó jóven- y Aurelio Cedé en la sociedad Victoria, hecho que la convirtió en la primera mujer de su ciudad en cantar como solista para una orquesta masculina. Conquistó las estaciones radiales de su natal Camagüey, y para 1937 tomó rumbo a La Habana donde se incorporó a la orquesta de Obdulio Morales, quien a su vez también la incluyó en su compañía de artistas Batamú en calidad de atracción principal. Su figura se extendió hasta tierras mexicanas en donde cantó para el Teatro Lírico de Ciudad de México, y alternó junto a otras vedettes como Rosa Carmina, María Antonieta Pons y Yolanda Montes “La tongolele”. Hacia 1946 estuvo vinculada a Radio Cadena Suaritos en reemplazo de Merceditas Valdés, y los años posteriores le sobrevinieron con numerosas giras por toda América Latina. Se radicó en Europa para la década de los años sesenta y allí se robó los aplausos de españoles, germanos, franceses, portugueses, italianos, belgas, holandeses, suizos y nórdicos, alternó con figuras de la talla de Lola Flores, Josephine Baker, Charles Aznavour, Nat King Cole, los cubanos Ernesto Lecuona, Miguelito Valdés, entre otros.

Tras 11 años de triunfos en Europa, un éxito rotundo grabando para el sello Columbia Records y su versión antológica de “Angelitos Negros” de Blanco y Maciste, regresó a su isla tras el Triunfo de La Revolución. Trabajó en el Teatro Martí hasta la muerte de su segundo esposo Rubén Amat, pero continuó vinculada a la radio, la televisión y la cultura cubana. Le recordamos particularmente en un registro musical que salió a la luz gracias a la discográfica EGREM titulado “Pregones cubanos” con la dirección del pianista y compositor Eulogio “Yoyo” Casteleiro. En los años setenta se radicó definitivamente en su natal Camagüey, tuvo en la Casa de la Trova “Patricio Ballagas Palacios” su escenario permanente, manteniéndose activa hasta sus 94 años de edad cuando, en la celebración de su cumpleaños demostraba aún intacta su gran voz de contralto, acompañada de su grupo Los Mokekeré. Ostentaba numerosos reconocimientos, entre ellos, la Medalla Alejo Carpentier, el nombramiento de Artista Emérito de la Unión Nacional de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC), Hija Ilustre de la Provincia de Camagüey y la Distinción por la Cultura Nacional Cubana por sus 75 años de trayectoria en la cultura musical cubana. Vivió 99 años.

Candita Batista Batista

SEGUIMOS BATALLANDO EL SON

UN DÍA COMO HOY

Escrito: Jhonny Velásquez Reyes

Edición: Angelina Medina Quiroga

Sección Original de Herencia Rumbera Radio

Lima – Perú

Abril 2021

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *