TUMBAO ALL STARS

Así titula el cd que da nombre a esta reunión de Maestros, con música grabada en 1995 y lanzada al mercado dos años después para el sello TUMBAO, disquera dedicada al rescate de la música cubana de antaño, y que, haciendo una excepción para el presente trabajo, reúne a verdaderas leyendas en un encuentro donde la improvisación es lo esencial. Como tal, este trabajo, dentro del contexto de una década como los 90s, adversa a proyectos como el presente, cumple a cabalidad en su intención de rememorar la existencia de un trascendental pasado musical en Cuba, donde la “descarga” no fue una excepción.

Tumbao All Stars

Esta expresión, popularizada entre 1956 a 1958 en los célebres Cuban Jam Session, daría pie a un interés más que especial en el ambiente de aquellos años extensivo incluso al día de hoy, siendo materia de estudio y referencia obligada para investigadores y músicos tanto dentro como fuera de Cuba, atraídos por la espontaneidad y particular “cantar” de los instrumentos.

La repercusión de las grabaciones hechas por Cachao, José Fajardo, Niño Rivera, Walfredo De Los Reyes, Julio Gutiérrez, no tardarían en cruzar fronteras, captando la atención de sus colegas en los EEUU. En Nueva York, por ejemplo, el impacto de la descarga motivaría al pianista Charlie Palmieri a tener que agrupar músicos de distintas nacionalidades para la grabación de varios discos en este estilo, todos bajo el nombre de Alegre All Stars. Estos serían producidos por la casa Alegre Récords regentada por Al Santiago, personaje relevante en el desarrollo de esta tendencia y de obligada mención a la hora de establecer un balance juicioso sobre la discografía generada. En la Costa Oeste, la acogida fue más que promisoria en personajes que conformaban a su tiempo reconocidos grupos de jazz, y que tiempo después sucumbirían a lo Afrocubano. Se cuentan entre ellos a Cal Tjader, Eddie Cano, Bobby Montez, de mano con la maquina promocional administrada por un personaje fundamental en dicho rubro, el empresario y hombre de radio Lionel Chico Sesma.  

Cuban Jam Session Vol 1
Cuban Jam Session Vol 2
Cuban Jam Session Vol 3

Pero si estos fueron sus efectos en el corto plazo, será pertinente también decir algo sobre su origen, y para ello me permitiré citar la opinión del músico y musicólogo cubano Leonardo Acosta, quien, considerando el carácter improvisador del músico de su país, afirma que: “la descarga se presentaba en las danzoneras tocadas por Arcaño y sus Maravillas en los treinta, así como en el son, la rumba, el punto guajiro y casi toda (o toda) la música popular cubana. Que esta va cogiendo fuerza y se expone comercialmente entre 1956 a 1958 en figuras como Cachao, Julio Gutiérrez, Chico O’Farril y Walfredo de los Reyes para el sello Panart” … segmento extraído del libro “Otra Visión de la Música Popular Cubana”, que sugiere la presencia de la improvisación siempre en el carácter de la música cubana.

En relación a ello, el combo TUMBAO ALL STARS ratifica en música ese mismo espíritu al que alude el profesor Acosta, y en esa intención, la disquera TUMBAO presenta siete grabaciones de corte acústico realizadas un 20 de marzo de 1995 en La Habana Cuba. Lo que allí se escucha, no solo trata de ejecuciones magistrales por cuenta de cada maestro, legendarios músicos con experiencia ganada en décadas y cumplidores en su papel dentro del desarrollo de la música afrocubana, sino va más allá, exponiendo un fondo en conjunto, un “espíritu musical”, un particular vocabulario generado en este tipo de asambleas musicales, donde la libre expresión de los instrumentistas fluye con naturalidad, y vaya si tienen “mucho que decir”.

En ocasión de contactar con el flauta Master Alberto Corrales Subidá, protagonista de esta grabación, residente en Tijuana – México, y actualmente director de la Orquesta Kalafia, nos brindó gentilmente el siguiente comentario: “…esta grabación en realidad no se hizo para disco, es un programa de radio con el director Guillermo Volar. Era como un homenaje al maestro Richard (Egues), creo que era su cumpleaños, un programa con transmisión en vivo.

Estábamos invitados varios flautistas para homenajear. Bueno, aparecen los nombres de los participantes, un buen día me llamaron, y me dijeron que saldría un CD. La distribución de los temas, quienes lo íbamos a tocar, se hizo en ese mismo instante, yo tuve el gusto de tocar Mambo Influenciado con el Maestro Chucho. Con Frank Emilio creo que fue el que Más Goza de Orestes López, y en otros. Para mí fue una gran experiencia y lo disfrute mucho entre los Grandes y amigos.

Esto es en sentido general, porque no todo lo que se tocó ese día está plasmado en el disco…”

Con todos estos elementos y concluyendo, no nos equivocamos en afirmar la excepcionalidad de este disco, que la savia musical dejada por estos Maestros en este disco, es un verdadero regalo para quienes apreciamos de esta música, y que creemos casi imposible se extravíe en el tiempo.

Contraportada del CD

Secuencia de solos

CHA CHA CHA, Richard Egues (flauta), Chucho Valdés (piano). TUMBAO, Eduardo López (pailas), Frank Emilio Flynn (piano), “Cachaito” López (contrabajo), Tata Güines (tumbadoras) y Richard Egues (flauta).

GANDINGA, MONDONGO Y SANDUNGA, Miguel O´Farrill (flauta), Eduardo López (pailas), Frank Emilio Flynn (piano), “Cachaito” López (contrabajo), y Tata Güines (tumbadoras).

MAMBO INFLUENCIADO, Alberto Corrales (flauta), y Chucho Valdés (piano).

ALMENDRA, Richard Egues (flauta), y Frank Emilio Flynn (piano).

DESCARGA CUBANA, Richard Egues (flauta), Chucho Valdés (piano), y Tata Güines (tumbadoras).

LAZARA Y GEORGINA, cierre con broche de oro para este CD. Tema compuesto por el contrabajista Orlando “Cachaito” López dedicado a sus dos hijas. Aquí los dedos de Chucho Valdés y Frank Emilio Flynn se entregarán en una muestra de sus talentos dignas del aplauso. Le siguen por orden de aparición, los Maestros Alberto Corrales, Miguel O’Farrill y Richard Egües debatiendo en flautas, Tata Güines inconfundible en tumbadoras, y cerrando, el contrabajo de “Cachaito” López; todo este equipo sostenido por la marcha de Eduardo López en la paila y el güiro de Pedro Arioza.

MÚSICOS

Frank Emilio Flynn excepcional pianista cubano, con destaque en el jazz latino siempre conectado a las formas de la música tradicional cubana.

La ceguera que adquiriese de muy joven, no sería escollo en su propósito de emprender una destacada carrera musical, desempeñándose inicialmente como acompañante de cantantes y agrupaciones.

Al paso del tiempo sus méritos irán más allá de sus notables ejecuciones como solista y afecto profesado al jazz, lo cual lo llevará a instituir en 1950 al reconocido Club Cubano de Jazz, señal premonitoria de lo que años más tarde acontecerá bajo su misma batuta con el nombre de Quinteto Instrumental de Música Moderna integrado por Tata Güines, Guillermo Barretto, Orlando “Papito” Hernández, Gustavo Tamayo y el propio Frank Emilio, nombres que por sí mismos me relevan de mayor comentario. Frank Emilio cuenta con una notable discografía tanto en jazz latino, como revalorizaciones dedicadas a famosos compositores cubanos del siglo pasado, ofreciéndonos en melodía su particular enfoque sobre las mismas.

Chucho Valdés, ¿tendría algo nuevo que decir sobre este “tocado de Dios”? difícil hablar de su diversidad y prominente talento en cualquiera de sus facetas como pianista, compositor, educador, arreglista.

Es ganador de varios Grammys, dominante de géneros como el jazz, jazz afrocubano, música clásica. Un personaje cuya formación e influencia la debe no solo a pianistas y músicos de su generación, sino además a viejos héroes como Art Tatum, Duke Ellington, Count Basic, quienes venían trazando ya los caminos del jazz desde décadas pasadas.

Chucho, fundador y líder de IRAKERE en 1973, tiene como una de sus grandes virtudes ser un “open main”, un músico abierto a la diversidad existente, que, en su opinión, permite realizar innovaciones que terminan por enriquecer mucho más la música.

Orlando “Cachaito” López Vergara, Orlando eshijo deOrestes “Macho” López y sobrino de Israel “Cachao” López, contrabajista y cellista de Arcaño y sus Maravillas respectivamente. Por tanto, no es raro suponer que “Cachaito” continuara la tradición de la familia López en relación al contrabajo.      

Fue fundador de la Orquesta Cubana de Música Moderna conducida por Armando Romeu, y del Quinteto Cubano de Jazz, integrado por Chucho Valdés, Carlos Emilio Morales, Paquito D’ Rivera y Enrique Pla, a mediano plazo, integrantes de Irakere. Su trayectoria incluye participaciones al lado de Guillermo Rubalcaba, Los Amigos, combo liderado por Frank Emilio con Guillermo Barreto, Tata Güines y las memorables Afro-Cuban All Stars y Buenavista Social Club.

Federico Arístides Soto “Tata” Güines, el venerable siempre requerido en este tipo de servicios musicales. Con un sentido rítmico impresionante hace de la percusión un verdadero arte. La comunión entre Tata y sus tambores es especial, desarrolló su propia técnica y sus golpes al tambor llevan su particular acento reproduciendo aquellas sonoridades que hicieran admirado su estilo.

Eduardo López, pailero de estilo tirado a lo tradicional, ajustado al concepto de este trabajo como instrumento marchante o solista. 

Alberto Corrales, natural de Guanabacoa Cuba, es además de profesor y Maestro Concertista un férreo defensor del Danzón Cubano. Licenciado en música con especialidad en flauta,se desarrolló dentro de la música clásica colaborando con prestigiosos músicos cubanos, y tiene en su haber nominaciones y premios importantes además de haber grabado con su Orquesta Panorama. Es conocido como la “flauta maravillosa”, pero yo sumaría a ello la palabra “alegre”.

Miguel O’Farrill, La Orquesta Almendra de Abelardo Valdés, la América de Nino Modéjar, Enrique Jorrín y su Orquesta, son algunas de las agrupaciones donde este flautista ha dejado sus colaboraciones. 

Richard Egues, nacido en Cienfuegos en Octubre de 1924, Egues esuno de los más populares flautistas cubanos, respetado por sus composiciones y orquestaciones hechas para distintas orquestas. Este Maestro llega a alcanzar mayor reconocimiento al ser parte de la emblemática Orquesta Aragón de la cual fue parte fundamental por casi 33 años. Creó un estilo particular junto a su instrumento usándolo como medio de comunicación con el público bailador a través de melodías llamativas.

REVISANDO LA SALSA

ESCRITO: RUSWELL CARPIO SANZ

EDICIÓN: ANGELINA MEDINA QUIROGA

SECCIÓN ORIGINAL DE HERENCIA RUMBERA RADIO

LIMA – PERÚ

DICIEMBRE 2020

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *