La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es RAFAEL-MUNOZ-690x1024.jpg

1900

Nace Rafael Muñoz Medina en Quebradillas, Puerto Rico. Trompetista, flautista, contrabajista, compositor y director orquestal de toda una institución musical a la que se le denominó “la orquesta de los directores, compositores y arreglistas” en Puerto Rico. El hijo de don Rafael Muñoz Sr. y Carmela Medina inicia su adiestramiento musical a la edad de ocho tomando clases de solfeo y flauta con el profesor Concho Piña en el municipio de Isabela que quedaba vecino a su residencia. En su juventud, emprendía su carrera profesional en una orquesta denominada Los Cuervos de la Noche, una agrupación de su tierra natal donde fungió como flautista; posteriormente se une a un grupo “ventú” llamado The Red Hot Papas que se reunían esporádicamente a amenizar fiestas en San Juan. Paso seguido se vincula al conjunto Midnight Serenaders de Augusto Rodríguez e hizo parte de la orquesta de planta del entonces recién inaugurado Escambrón Club, que dirigía Miguel Ángel “Don Rivero” Rivera.

Tras problemas de “Don Rivero” con la gerencia del establecimiento le cede la batuta a nuestro invitado dándose paso a la historia en Mayo de 1934 la gran orquesta de Rafael Muñoz, institución que tuvo en su aula máxima a nombres como Pepito Torres, Rafael “Ralph” Font, Rafael “Petitón” Guzmán, Johnny Rodríguez, Vitín Garay, Jose Luís Monero “El príncipe del bolero”, Noro Morales, César Concepción, Paquito López, Rafael Elvira, Miguelito Miranda y otros que a su salida de esta institución formaron exitosas orquestas. Después de diez años de aquella gran orquesta, nuestro invitado formó otras bandas que no constituyeron el mismo éxito de la inicial, se establece en Nueva York bajo un vecindario netamente musical desarrollando un ambiente propicio para sus hijos Raffy y Monchito que a la postre se convirtieron en directores de orquesta. En su faceta compositiva nos dejó solamente cuatro títulos: “Espérame”, “Un minuto contigo”, “Tríste incertidumbre” y “Déjame solo”, esto sin olvidar que fue el primero que le dio la oportunidad de componer para una orquesta a la gran Sylvia Rexach. Tras acompañar a grandes cantantes cubanos, actuar en la pantalla chica para el programa “Fragancias musicales”, ser el co-fundador de la Unión de Músicos de Puerto Rico y dejar un legado de más de 1400 canciones, este “Director de directores” fallece el 01 de Septiembre de 1961 en Santurce, Puerto Rico, cuatro días antes de cumplir sus 61 años de edad.

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es RAFAEL-MUNOZ-690x1024.jpg

1908

Nace Joseíto Fernández Díaz en Los Sitios, La Habana, Cuba. Cantautor de la música popular cubana cuya obra artística se escenificó en la Radio y la Televisión, además de otras grandes presentaciones en diferentes eventos culturales. De origen humilde, desde pequeño tuvo que trabajar para ayudar al sustento familiar. Diversas fueron sus ocupaciones, entre ellas estas las de zapatero y vendedor de periódicos. A sus doce años comienza a cantar en algunas serenatas con sus amigos e inicia su senda artística en un trío que forma con los hermanos Juan y Gerardo Llorente. Tuvo la oportunidad de compartir micrófono junto a Benny Moré “El bárbaro del ritmo” en varias ocasiones, cabe mencionar que como muchas de las estrellas del firmamento musical cubano, inicia su carrera artística en diferentes sextetos de son (Los Dioses del Amor, Juventud Habanera, Boloña, Jiguaní y Amate), incursionó en el mundo del danzón con las charangas de Raimundo Pía, Los Caciques, Antonio María Bustamante, y la orquesta de Alejandro Riveiro, que después toma Joseíto y la convierte en la orquesta de danzones de Joseíto Fernández.

Su alma de sonero le permitió conectarse aún más con los elementos del son campesino y el punto cubano, elevándose como figura gracias a sus dotes creativas y de improvisación que lo hicieron conocer en toda Cuba como “El rey de la melodía”. Hacia 1943 firmó un contrato exclusivo con una empresa jabonera para la cual estrena su obra magna “Guajira Guantanamera” en la radioemisora CMQ, lo que se constituyó en un gran suceso para la canción cubana. La obra de Joseíto abarca alrededor de 50 composiciones en tiempos de bolero, pregon, guajira, guaracha y guaguancó; Títulos como “Elige tú que canto yo”, “Canta el piano”, “Triste nota”, “Así son boncó”, “Mi madre y mi tierra”, “De tumbao”, “Son candela”, “Tu tierra y tu libertad”, “Demuéstrame tú”, “No me conviene”, “Amor de madre” -entre otros- adornaron su legado musical, pero su creación más brillante, la ya relacionada guajira “Guantanamera” que la escribiera en 1926, llegó a considerarse patrimonio cubano junto a “El manicero” de Moisés Simons, aunque su paternidad ha sido disputada. En sus años restantes realizó grabaciones con la Orquesta Aragón para la RCA Víctor, y también para la EGREM junto a Rigoberto Moya y su Combo donde se recogieron algunas de sus creaciones. Grandiosa obra que ha sido -y será- por siempre objeto de aprecio y reconocimiento.

1913

Nace Gustavo Tamayo en La Habana, Cuba. Artista considerado como uno de los mejores güireros en la historia de la música cubana. Su vida comenzó en el populoso barrio del Marianao, y poco a poco su talento comenzaba a florecer inicialmente con diversas formaciones de formato charanga, entre ellas, la de José Antonio Díaz. Poco después llamó la atención de la gran “Emperatríz del danzonete” Paulina Álvarez, dándole ingreso a sus huestes hacia el año 1938 en un ambiente donde imperaba el danzón y el bolero. Llega después a engrosar las filas de otras notables agrupaciones como las de Raúl Valdespí, Ernesto Muñoz, y la orquesta de Antonio Arcaño con sus Maravillas.

Para la década del cincuenta su hoja de vida añadió más experiencia, convirtiéndose en el güirero de la Orquesta América de Ninón Mondéjar, contribuyendo a edificar la base rítmica del fenómeno que conocemos como el chachachá. Con la disolución de este proyecto y la partida de Jorrín, Tamayo se quedó en la Orquesta América del 55 junto a Mondéjar. Su talento no se detuvo, y también pudo hacer parte de las Descargas Jam Session cubanas junto a tantos maestros como Israel López “Cachao”, “Peruchín” Justíz y Julio Gutiérrez, de las cuáles muchas fueron prensadas para la Panart. También participó de Las Estrellas Cubanas de Félix Reina, y de la agrupación de Frank Emilio Flynn cuando se denominaba Quinteto Instrumental de Música Moderna, que devino en la agrupación Los Amigos. Alternó también haciendo parte de la agrupación del guitarrista y músico Juanito Márquez Urbino, y de la Charanga Típica de Conciertos donde fue dirigido por José Urfé. En los años setenta fue invitado especial a las grabaciones de las Estrellas de Areíto, y a las de Alberto Corrales con su Danzón All Stars. Su talento se mantuvo boyante hasta el último de sus días, cuando falleció a sus 84 años de edad.

1915

Nace Florencio Morales Ramos “Ramito” en Caguas, Puerto Rico. Si en Cuba la trova tuvo grandes exponentes, Puerto Rico no fue ajeno a este fenómeno, por lo tanto hoy nos permitimos recordar a este precursor de la música jíbara con sus décimas, aguinaldos, seises y cuartetas. Trovador por excelencia y gran compositor, su formación musical proviene desde la cuna donde su progenitora le improvisaba cantos. Cuando la música campesina de la mano de Ladislao Martínez se apoderaba de la radio, empieza a surgir su figura con el Conjunto Típico Ladí. Gracias a la disquera Ansonia y la inauguración de la estación radial WIAC comenzó a descollar su figura a nivel nacional y por ende su popularidad aumentó aún más con su programa radial “Melodías criollas”.

En la década de los sesenta se estableció por doce (12) años en la ciudad de Nueva York convertido en un consolidado artista emitiendo su programa “La Montaña Canta” y actuando para el presidente John F. Kennedy. Entre sus más recordadas obras están “Patria y amor”, “Una mujer en mi vida”, “Eliminación de feos”, “Las cadenas” -interpretada por El Gran Combo como Lamento Jíbaro” y “Qué bonita bandera”. Nuestro “Rey de la música jíbara” o también conocido como “El cantor de la montaña” fallece el 23 de Enero de 1990.

1917

Nace José Arvelo Rodríguez “Pepito Arvelo” en Utuado, Puerto Rico. Cantante, guitarrista, compositor y director musical. Otra gran injusticia comete la historia debido al nulo reconocimiento popular que recibió este virtuoso músico cuyos orígenes fueron humildes y de formación autodidacta aprendiendo guitarra a la edad de siete y convirtiéndose en un aficionado al canto en el pueblo de Lares, su lugar de crianza. En busca de mejores oportunidades y prosperidad económica se marcha a Nueva York a la edad de 15, estableciéndose en el Este de Harlem, barrio latino donde proliferaban varios artistas boricuas que buscaban fortuna como él. Meses después inicia su carrera artística conformando un trío junto a Bartolo Hernández “Batalla” y Demetrio Vélez como segunda voz y guitarrista acompañante. En 1934 se da un gran suceso cuando se convierte en fundador del Trío Marcano junto a Pedro “Piquito” Marcano y Claudio Ferrer, dando vida a sus primeras grabaciones bajo el sello Decca. Posteriormente alterna su actividad en la Orquesta de Eliseo Grenet y los juntes de agrupaciones que realizaba Pedro Flóres figurando siempre como primer guitarrista. En 1939 es reclutado por el jibarito Rafael Hernández para la segunda etapa de lo que fue su Cuarteto Victoria cumpliendo presentaciones en Nueva York, Puerto Rico y algunas ciudades de nuestro país, entrados los años cuarenta. Trabajó también junto a la banda del cubano Desi Arnáz y de manera paralela actuó con el conjunto del músico colombiano Álvaro Dalmar en el programa diario que tenía en la cadena radial ABC.

Hacia 1946 se da su paso consagratorio con la orquesta de Xavier Cugat, lo que representó su etapa más fructífera al fungir como destacado vocalista, participando en producciones cinematográficas de Hollywood, viajando por gran parte del mundo y siendo figuras en el representativo hotel Waldorf Astoria. Fue tanto el éxito con el maestro catalán que Pepito llegó a convertirse en el subdirector de su orquesta. Tras este éxito después de doce años llega para quedarse en su país organizando su grupo The Continental Ensamble en el hotel Caribe Hilton, y en el interín grabó varias producciones acompañado de orquestas como la del trompetista Pete Rivera y el cubano René Hernández. En los años subsiguientes organizó otras agrupaciones para animar los salones de baile de prestigiosos hoteles, compartiendo tarima con otras orquestas, entre ellas la Siboney de Pepito Torres. A mediados de los setenta se le podía ver actuando en bares, restaurantes y otros salones acompañado de ensambles de percusión, y una de sus últimas apariciones en la discografía se registra en 1986 con la producción ¡Oh, qué linda es Borinquen” con la producción musical de Pedro Rivera Toledo donde aparecen como piezas de su autoría las guarachas “Yo soy del campo” y “No hay más na”´, la descarga “Pepito’s special”, la samba “From San Juan to Río” y los boleros “No sé por qué” además de la pieza que le da el nombre al disco. Otros títulos de su registro son: “Tu lo que ta’ borracho”, “Tambor de la alegría”, “Éxtasis sublime” y el internacional éxito “Managua, Nicaragua”.

1946

Nace Pedro María Torcat “Perucho Torcat” en Carúpano, Estado Sucre, Venezuela. Cantante. Su inspiración por convertirse en vocalista y ser seguidor de Tito Rodríguez lo llevaron rápidamente a formar su propio estilo vocal caracterizado más que todo por su destacable dicción y entonación. De la mano del maestro Ray Pérez, conforma la orquesta Los Dementes junto al timbalero Alfredo Padilla, el conguero Carlos “Nene” Quintero, los trombonistas Juan Díaz y Rulfo García, el bajista Enrique Vásquez, Ray Pérez como pianista y director, y nuestro referido como el primer cantante. Tras las primeras cinco producciones y el éxito que pesaba sobre Los Dementes, Perucho se enrumba hacia Nueva York a inicios de los años setenta para trabajar con el maestro Ray Barreto, quien a su vez le colaboró en el surgimiento de sus primeros éxitos como solista, y ahí es donde aparece la primera versión del tema “Voy a reir un poco” composición en asocio con su connacional Ricardo “Rico” Quintero, misma que después grabaría Hector Lavoe, así como el tema “El todopoderoso” cuya primera versión también fue original de Perucho con los arreglos del pianista Ignacio Navarro.

Justamente cuando todo estaba dado para su consolidación, un absurdo accidente cuando pernocta una noche en el garaje de la casa de Justo Betancourt –con quien también trabajó- y deja el automóvil encendido mientras dormía, propicia que los gases tóxicos le ocasionen una asfixia que le quita la vida prematuramente con tan solo 26 años de edad, en una de las muertes más trágicas de nuestro universo musical. Su súbita partida se produce el 26 de Mayo de 1972 con apenas 25 años de edad. Una huella musical nos ha dejado este sonero nacido 25 días antes que Hector Lavoe, con algunos lazos musicales que los unieron, a pesar de tener vidas paralelas, y coincidir con un trágico final.

1977

Fallece René Alejandro Hernández Junco “René Hernández” en San Juan, Puerto Rico. Pianista cubano, y artífice de magníficos arreglos musicales, considerado como el responsable de adaptar el ritmo del mambo al formato de orquesta big band. Musicalmente se inicia como pianista en la Orquesta de Cienfuegos, y ya en La Habana se sumaba a la agrupación de los Hermanos Palaú, pasando después a la del trompetista Julio Cueva donde compartió papeles con Reinaldo Valdés “El jabao” y Orlando Guerra “Cascarita”. Su disidencia de la orquesta de Cueva se da por la invitación que le extiende en señor Mario Bauzá desde Nueva York para reemplazar a Joe Loco en la plaza de pianista en la orquesta de Machito y sus afrocubanos haciendo historia con los padres del jazz afrocubano por un periodo de dieciocho años, dejando un aporte importante a la identidad sonora del grupo gracias a sus arreglos. Hacia 1964 se vincula a la orquesta de Tito Rodríguez coincidiendo allí con Israel López “Cachao”, el boricua Ray Santos, el dominicano Mario Rivera y el panameño Víctor Paz.

Simultáneamente realizaba acompañamientos con su orquesta, y arreglos a notables agrupaciones y artistas de la música latina (Daniel Santos, Celia, La Lupe, Alberto Beltrán, Bienvenido Granda, Panchito Riset, Vicentico Valdés, Mongo Santamaría, Francisco Aguabella, Herbie Mann, Felo Bohr, Justi Barreto, Bobby Capó, Polito Galíndez, Alberto Beltrán, Lucy Fabery, Raúl Marrero, Linda Ayala, Silvestre Mendez, Roberto Pereda, Panchito Riset, Frank Souffront, Olga Guillot, Eddie Palmieri, etc). De su inspiración nacen piezas como “Sambia”, “Noche y día”, “Clap your hands cha cha cha”, “Pantaleon”, “Harlem Jamboree”, entre muchas otras. Su torrencial imaginación dio luz a muchos éxitos en el universo del mambo, el cha cha cha y el latin jazz. Los últimos años de su vida los pasó en tierras puertorriqueñas disfrutando de la satisfacción de un grandioso deber cumplido. Hernández Junco, no se debe confundir con su homónimo René “El látigo” Hernández, otro eximio pianista inspirado en el estilo de Pérez Prado, bautizado así por su forma de castigar las teclas del piano, y quien fuera miembro fundador de orquestas charangueras como la de Fajardo y sus estrellas, la Orquesta Broadway y actuó junto a La Nuevo Ritmo.

Un día como hoy…

Nace Chelito de Castro Vásquez en Barranquilla, Colombia. Pianista, arreglista, guitarrista y compositor, de grato recuerdo en la historia musical de nuestro país por su encomiable labor en la orquesta La Verdad del grandioso Joe Arroyo. Es el hijo menor del matrimonio del periodista Don Chelo De Castro y la señora Judith Vásquez. Desde muy joven, se formaba como músico autodidacta y luego fue ingresado por sus familiares en el Conservatorio de Música. Tocaba guitarra en un parque frente a su casa, como tiempo de práctica, y allí fue que empezó a conocer otros músicos igual de jóvenes que él. Con esos jovencitos, formó un pequeño grupo que interpretaba en las esquinas de Barranquilla, toda la música de Joe Arroyo. Para 1981, cuando Joe decide lanzarse como solista, se organiza precisamente en esa ciudad y forma su grupo con algunos de los músicos jóvenes que estaban con Chelito.

“La Verdad”, como se nombró la orquesta, en principio fue integrada en el piano por Víctor Del Real “El Nene” y luego por Enrique Carrillo, que a su vez fue sustituido por De Castro, cuando decidió lanzarse como un proyecto independiente. A partir de ahí, Chelito, emprendió un camino que lo llevó directo a la fama inmediata y a su misma vez, a la inmortalidad. Sus solos de piano en los temas “En Barranquilla Me Quedo” y el éxito mundial “La Rebelión” lo posicionaron como uno de los pianistas de mejor técnica en todo el Caribe. Fue la mano derecha de Joe y su orquesta, hasta su partida en 2011. Luego trabajó con Juanes, aportando el acordeón para el tema “Fíjate Bien”, ganador del Latin Grammy. Formó en el 2015, su orquesta la “Joe All Stars” con la cual se mantiene activo realizando giras y presentaciones en toda Latinoamérica. Con este proyecto, De Castro, no planea ejecutar nueva música, si no, continuar el legado musical de Joe Arroyo.

Fuente: Autoría de Jhonatan Núñez (La Charanga Salsera). República Dominicana.

 

Un día como hoy…

Nace Samuel Torres en Bogotá, Colombia. Percusionista, compositor y arreglista con raíces en una familia netamente musical. Su abuelo tocaba el trombón, su abuela fue maestra de guitarra, y uno de sus tíos era el reconocido maestro nariñense del piano Edy Martínez. A sus escasos doce años ya era totalmente apasionado a la música, usando como instrumentos cajas de algunos productos comestibles, y al poco tiempo ya hacía parte de la vida nocturna bogotana, teniendo hasta que disfrazarse para hacer sus presentaciones, pues su aspecto hacía notar sus 14 años de edad. Tuvo la oportunidad de hacer parte de las diferentes formaciones musicales de su tío, como la Orquesta Privilegio, con la que inauguraron el primer Barranquijazz, y también tocaron en el teatro Amira de La Rosa. Llegó a ser director musical de producciones televisivas colombianas como “Perro amor” y también como instrumentista para otras producciones discográficas como “Pies descalzos” de la afamada Shakira.

Se graduó en Composición Musical, en la Pontificia Universidad Javeriana de Bogotá, y en el año 1998 toma rumbo a buscar el “Sueño Americano”, desembocando en la ciudad de Miami. Siempre buscaba algún pretexto para ensayar su música o exponer su talento en vivo. Tocaba en algunos antros nocturnos y en algunos restaurantes, hasta que audicionó para ambientar en el restaurante Zarabanda de Willy Chirino, y allí fue reclutado por el maestro Arturo Sandoval, con quien permaneció un buen tiempo grabando discos, realizando presentaciones ante grandes públicos y tomando parte en festivales como el Playboy Jazz Festival. Se hizo al segundo lugar en la Competencia Internacional de Jazz del Instituto Thelonious Monk en el año 2000, y en ese mismo año tuvo el gran privilegio de acompañar al maestro Tito Puente en el Festival de Latin Jazz de Fort Myers, dos meses antes de que “El rey” se mudara al cielo. Tiempo después encajó en la ciudad de Nueva York, donde conoce al cantante y bajista africano Richard Bona, llevando su talento a festivales de jazz en otros continentes. Allí en la gran urbe también ha tenido la oportunidad de acompañar a otras luminarias como Chick Corea, Lila Downs, Paquito D’Rivera, Jack Wilkins, Marc Anthony, la Banda Magda, The Jamie Baum Septet, The Rodríguez Brothers, la banda Afro Bop Alliance, entre otras, además de artistas de géneros alternativos como Thalía, Ricky Martin, Diego Torres, y Alejandro Sanz. Con su propio proyecto musical ha lanzado tres producciones: “Skin Tones” (2005), “Yaoundé” (2010), y la más reciente, “Alegría” (2019).

Fuente: Ana María Ariza. Publicación para El Heraldo, Barranquilla, Colombia. Disponible https://anamariaariza.com/samuel-torres-percusionista-colombiano-se-toma-el-mundo/

SEGUIMOS BATALLANDO EL SON.

Escrito: Jhonny Velásquez Reyes

Edición: Angelina Medina Quiroga

Sección Original de Herencia Rumbera Radio

Lima – Perú

Septiembre 2023